Astrología

UNA La astrología es un estudio antiguo que se origina a partir de la contemplación del movimiento de los planetas y el comportamiento humano. Hace miles de años, los hombres creían que las estrellas errantes, que caminaban por el cielo a medida que pasaban las noches, podían reflejar los eventos aquí en la tierra.

Una forma de contactar con esta poderosa herramienta es Mapa Astral o Carta astrológica, o todavía Carta de Navidadla fotografía del cielo al nacer, cuando se corta el cordón umbilical y el niño respira solo por primera vez.

El mapa es el camino, el camino, el Norte hacia el autoconocimiento, porque en él están las energías de potencialidad y desafío, con el objetivo de lograr con misión de vida exitosa.

Conocerlo es mirar dentro, comprender, sentir, aceptar, transmutar, seguir y fluir.

Estas estrellas, ahora conocidas como planetas, recibieron el nombre de los dioses de la mitología romana, a los que correspondían sus influencias: Venus, la diosa del amor; Mercurio, el dios mensajero; Marte, el dios de la guerra; y Júpiter, el dios del día.

Más que signos, la astrología es un conjunto de cálculos complejos que determinan un sistema en el que tú eres el centro y las estrellas que te rodean están interconectadas. Este sistema se genera a partir de la fecha, hora y lugar de su nacimiento. Cuanto más cerca esté del momento exacto en que llegó al mundo, más preciso será su análisis.


Silueta de persona mirando hacia arriba con cielo estrellado de fondo

La astrología es uno de los primeros aprendizajes humanos, antes de escribir. Prueba de ello es que se pueden encontrar registros de sus estudios en las ruinas de casi todas las civilizaciones antiguas, desde Grecia hasta Babilonia, desde China hasta Roma.

La astrología puede ayudarnos a tratar con los demás como personas distintas e individuales, al tiempo que nos damos cuenta de que todos somos parte del mismo universo, que somos diferentes manifestaciones del mismo todo.

La astrología merece ser reconocida y valorada sin restricciones, porque representa la suma de todos los conocimientos psicológicos de la Antigüedad.