¿Cómo hacer que el bebé duerma rápido?

Si tiene un bebé, es probable que su vida sea muy ocupada. Las preocupaciones que antes solo eran con tu bienestar ahora están dirigidas a este nuevo ser que estás creando y al que estás cuidando con mucho amor y cariño. Sin embargo, en ocasiones, es posible que se enfrente a preocupaciones para las que no ve una solución simple.

La hora de acostarse, por ejemplo, es un punto de atención para las madres y los padres. ¿Cuánto tiempo debe dormir un bebé? ¿Ha estado durmiendo lo suficiente? ¿Por qué se despierta tan a menudo? ¿Qué puedo hacer para que duerma mejor? ¿Cómo hacer que el bebé duerma rápido? Son muchas las preguntas que se apoderan de los pensamientos de quienes tienen plena responsabilidad por otra persona que necesita recuperar sus energías.

Primero, debes respirar profundamente y trabajar tu paciencia. Tenga en cuenta que está haciendo todo lo posible y que es la mejor persona que su bebé podría tener. En los primeros años de vida, un niño necesita dormir más que los adultos, porque aún se está desarrollando. Por lo tanto, tiene todas las razones para preocuparse de que su bebé no esté haciendo esto. A continuación, aprenda más sobre este tema y esté tranquilo.

¿Es normal que un bebé no duerma durante el día?

Dormir durante el día es fundamental para los bebés, incluso por poco tiempo, porque las horas que tendrían que hacer durante la noche pueden verse interrumpidas por la alimentación u otros problemas. Sin embargo, existen otros casos. Algunos pueden preferir dormir más durante la noche, mientras que otros duermen más durante el día. No existe un estándar para esto, ni un «correcto» ni un «incorrecto».

Preste atención a su bebé. ¿Está llorando con demasiada frecuencia y permanece despierto durante mucho tiempo? ¿No duerme de noche o de día? Si es así, es posible que su bebé tenga alguna dificultad para relajarse y dormir todo el tiempo que necesite.

Es normal que un bebé no duerma durante el día si duerme toda la noche, pero es necesario prestar atención si duerme muy poco en uno de estos periodos. Una sugerencia es buscar la ayuda de un pediatra para identificar qué está causando esta falta de sueño durante el día y la noche, para saber qué hacer para brindarle bienestar a tu bebé.

¿Qué hacer para que el bebé duerma toda la noche?

Teniendo en cuenta que es común que un bebé duerma siestas durante el día, o se despierte por la noche para amamantar, es posible que no duerma toda la noche. Este es un comportamiento normal del bebé, pero si cree que está comprometiendo el descanso y el desarrollo de su hijo, es hora de actuar.

El primer paso es establecer una rutina diaria para su bebé. Establezca horarios para despertarse, comer, jugar, tomar una siesta y dormir. Un bebé necesita seguridad para sentirse a gusto, y es a partir de eventos predecibles que se sentirá así.

Otra medida imprescindible es reservar un lugar en tu casa exclusivamente para que duerma el bebé. En general, este lugar es su habitación, pero puedes dejarlo dormir en tu cama si lo prefieres. De esa forma, cada vez que ingrese a ese lugar, sabrá que está a salvo y que podrá conciliar el sueño sin ningún problema. Use colores claros en este ambiente, elija una ropa de cama acogedora y mantenga un paño al lado del bebé, o algo a lo que pueda agarrarse.

Antes de los momentos reservados para la siesta o dormir de noche, cierra las cortinas de tu casa y apuesta por una luz tenue, lo justo para que veas por dónde caminas. De esta forma, el bebé entenderá que está oscureciendo y que es hora de irse a dormir. Para que el ambiente sea aún más acogedor, puedes rociar ambientadores de manzanilla en tu casa o en el lugar donde duerme tu bebé, si no es alérgico.

Calienta el agua para el baño del bebé y deja caer unas gotas de aceite esencial de lavanda o caléndula. Estos dos productos tienen la capacidad de calmar el estado de ánimo y harán que la hora del baño sea aún más agradable. Apueste también por velas perfumadas con estos aromas, pero manténgalas todas alejadas de su bebé, para evitar accidentes.

Una vez que el bebé esté bañado, acostumbrado a la oscuridad y aliviado por fragancias relajantes, dormir será un proceso fácil y placentero. Puede acostarse con él un rato hasta que se duerma. Mientras se vaya acostumbrando a la nueva rutina, puedes creer que todo salió mal cuando sigue pasando la noche sin dormir, ¡pero ten la seguridad de que todo mejorará!

¿Qué hacer para calmar a un bebé nervioso?

Un bebé que siempre está nervioso no es una buena señal. Es comprensible que un niño pueda estar irritado a veces, pero esto no puede ser una condición permanente. Si su bebé está pasando por esto, es necesario, ante todo, identificar por qué se siente así con tanta frecuencia.

Observe qué puede estar causando la irritación de su bebé. ¿Es falta de sueño? ¿Es un clima de inseguridad donde está? ¿Es la falta de rutina? ¿Es la imprevisibilidad de los días? Puede ser uno de estos factores o una combinación de todos ellos. Antes de abordar el problema, identifique la causa del problema, para que no vuelva a suceder.

Una vez que sepa qué está poniendo nervioso a su bebé, hay algunas cosas que puede hacer para aliviar ese sentimiento negativo que se está manifestando. Muéstrele al bebé que está a su lado y que está a salvo. Sea paciente, no importa lo difícil que sea, o pida ayuda a otra persona en esos momentos. Es fundamental que tu bebé no se sienta regañado, ya que esto puede empeorar las cosas.

Luego llévelo al lugar donde suele dormir, oa una parte de la casa que le guste. Deje que su bebé descanse, se acueste, duerma. Si es necesario, masajee su espalda con un aceite esencial calmante, manzanilla o lavanda. Así, recibirá todo el cariño que necesita y tendrá un estímulo extra para calmarse. Acuéstese junto a él y respire hondo, demostrando que todo está bien.

Si eso no funciona, ofrézcale leche o algo de comida, si ya tiene la edad suficiente para comer alimentos sólidos, porque la irritación puede ser causada por el hambre. Al hacer todo esto, es probable que su bebé vuelva a sentirse seguro, bienvenido y tranquilo, de modo que pueda dormir, comer o hacer cualquier otra cosa, como bañarse.

También te puede interesar

Criar a un bebé no es una tarea fácil y está haciendo un buen trabajo, incluso si todo parece difícil. No temas cometer errores, porque ahí es donde aprenderás la mejor manera de actuar. Si es necesario, busque ayuda psicológica para liberarse de los sentimientos negativos que comprometen su rutina. ¡Podrás hacer que tu bebé duerma tranquilo y estarás en paz por mucho más tiempo!