Como ser una mejor persona

Cada vez escuchamos más sobre el autoconocimiento y la búsqueda de ser una mejor persona. Diferentes situaciones nos ponen frente a situaciones a las que no nos sentimos preparados para afrontar. No estar preparado para afrontar acontecimientos que tienen el potencial de desestabilizarnos puede suponer mucho que perder.

Las personas pueden aparcar sus vidas porque no pueden superar un evento impactante. Cuando no puedes manejar una situación difícil adecuadamente, terminas siendo rehén de ella. Cuando se convierte en rehén de los acontecimientos, comienza el sufrimiento.

Cuando existe la intención de desarrollarse para ser una mejor persona, es necesario, ante todo, comprender sus motivaciones. La razón por la que quieres ser esa mejor persona. Comprender la motivación te ayudará a sentirte mejor desde el principio, ya que trabajarás exactamente en lo que te molesta.

Frases listas como que esto es lo correcto o que todos deberían desarrollar y ser su mejor versión no te darán la verdadera razón. Independientemente de si las oraciones son correctas o no, el punto es que tu motivación no está en la lógica. Tu motivación está en los sentimientos que te sacan de la posición en la que te encuentras hoy: buscar una salida para sentirte mejor.

La razón para querer ser mejor persona

El sufrimiento, el malestar, la saturación del momento actual en el que vivimos suelen ser los sentimientos más habituales que impulsan una acción para buscar el cambio. Puede ser que tenga dificultades para tratar con otras personas. Puede ser que tu vida se haya estancado o que hacer todo de la forma en que lo hacías antes no traiga los mismos resultados.

Sea cual sea tu motivación, lo importante es que te quede claro. Comprenda cuáles son las cosas que le molestan y qué cambios le gustaría hacer. Teniendo estas respuestas en la mano, ya tendrá una dirección. Ya ha dado el primer paso para convertirse en una mejor persona. Ahora es el momento de ir en esa dirección.

Como ser una mejor persona

No existe una receta mágica para que alguien sea una mejor persona. Cada persona es única, tiene sus características, vive en una determinada realidad, con diferentes influencias y condiciones. Cada uno enfrenta diferentes limitaciones y tiene diferentes potencialidades dentro de sí listas para ser exploradas.

Lo que existe son formas de explorarse a sí mismo con autoconocimiento y buscar las metas que tengan más sentido para su realidad actual. A partir de ese pensamiento, surge el primer movimiento para tomar decisiones en la búsqueda de ser una mejor persona: tener una imagen coherente de uno mismo. No es la persona que eras o la persona que crees que serás en el futuro lo que tomarás como punto de partida, sino la persona que eres hoy.

La persona que eres hoy, dentro de las condiciones en las que vives hoy, forma el punto de partida en tu viaje para ser alguien mejor. Este es un viaje continuo, no un punto de llegada específico. Es como un curso que tomas por un tiempo determinado y, al final, recibes tu certificado. El desarrollo humano es un trabajo continuo y es lo que nos lleva a tener una vida equilibrada y feliz.

Aunque no existe una receta preparada para que usted se convierta en una mejor persona, hay varias acciones que puede tomar para que esto sea una realidad. Dependiendo de la persona que sea hoy y de sus objetivos, puede realizar las acciones que le resulten más lógicas.


Anciana sonríe entre flores amarillas.
Edu Carvalho / Pexels

Convertirse en una mejor persona

Una actitud común de quienes buscan convertirse en mejores personas es asumir la responsabilidad de sí mismos y de los resultados que obtienen. Independientemente de la influencia de eventos fuera de su control, las decisiones y la dirección que esté tomando en la vida dependen de usted. Empiece por asumir la responsabilidad de sí mismo, porque entonces ya no huirá de las decisiones que surjan ni culpará a otros por algo que le sucedió. No eres una víctima, sino el autor de tu propia historia.

Ten cuidado de que te cuiden. Cuida a las personas que te rodean, cuida lo que usas en tu vida diaria, respeta las limitaciones de los demás y no esperes que los demás tengan una actitud afectuosa hacia ti y luego actúen así. Ser celoso, amable y tratar a los demás como te gustaría que te trataran te abrirá las puertas para comunicarte, acercarte y conocer a las personas más profundamente. Al saber más sobre los demás, aprendes mucho y terminas conociéndote mejor.

Tomar medidas positivas, incluso si comienza a hacerlo de forma mecánica, puede tener grandes beneficios para usted. Elogiar a los demás, sonreír más, estar disponible para ayudar, ser honesto y otras actitudes que sean beneficiosas para los que te rodean acabarán siendo positivas para ti también. Cuando te propones ser una mejor persona, no es para ser mejor para ti, sino para integrarte mejor en el mundo.

También te puede interesar

  • Encuentra los primeros pasos para ser una mejor persona
  • Descubra cómo puede ser el mejor del mundo en algo
  • Aprovecha tu vida al máximo con 7 consejos imperdibles

Sus prácticas positivas acercarán a las personas que piensan y actúan de manera similar. El universo te dará lo que le envíes. Pero no espere a recibir el retorno de lo que invierte. Encuentra alegría en cada acción que tomas y eso te da desarrollo. No valore lo perjudicial. Concéntrese en las cosas buenas que lo llevan a ser una mejor persona.