Control parental en Internet

El mundo cotidiano es demasiado problemático y a menudo cuando la familia llega a casa al final del día todos llegan exhaustos. A veces la paciencia que se debe tener con los jóvenes no es suficiente y, para tener unos momentos de descanso, no es raro ver a los padres recurrir al uso de la tecnología.

La televisión, la tableta o el ordenador son, hoy en día, aliados para que los niños estén tranquilos y distraídos. Sin embargo, no debemos olvidar que la exageración nunca ha hecho bien a nadie y que estos dispositivos no reemplazan a los padres y no son tiempo de calidad si se usan repetidamente. Cuando el niño es mayor, hay que prestar atención al tiempo que pasa frente a estos dispositivos y controlar el contenido que observa.


Chica sentada usando el teléfono móvil
Andrea Piacquadio / Pexels

Cuando el niño tiene más autonomía, los cuidados deben ser redoblados. Si un determinado dispositivo, como una tableta, es de uso exclusivo del niño, los padres no deben olvidar, además de supervisar la navegación por Internet, añadir una lista de restricciones, es decir, que hay sitios y búsquedas que simplemente no se pueden ver o descubrir. Incluso sitios como YouTube tienen mucho contenido no adecuado para su edad. Incluso si el niño no puede escribir, los controles de voz son un aliado que a menudo los lleva demasiado lejos.

Por otro lado, otra gran amenaza son las redes sociales y, especialmente, las aplicaciones de chat. Si el niño es menor de edad y no tiene la edad suficiente para realizar lo que es cierto de lo que puede ser una farsa, los padres tienen la obligación de controlar estas actividades. Messenger, Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, entre otros, pueden ser vehículos de acceso rápido a nuestros hijos por parte de extraños.

Los padres y los educadores también deberían hablar de los peligros reales del mundo virtual y enseñar las reglas básicas, por ejemplo, no compartir nunca contenidos personales como fotos o datos personales. Los niños deben ser conscientes de que lo que está en el otro lado puede ser muy diferente de lo que se nos presenta.

Tabla de contenidos

También puede que te guste
  • Deje el trabajo en pausa para dar más atención y afecto a sus hijos
  • Aprende a criar niños emocionalmente sanos y a cosechar los frutos de ello
  • Fomentar el juego entre padres e hijos y fortalecer ese vínculo!

El control debe ser hecho por los padres según la edad del niño y el grado de privacidad que necesiten. En la fase de la adolescencia, se deben crear estrategias para que el adolescente en cuestión no sienta que su privacidad no está siendo respetada. En estos casos, por ejemplo, limitar el tiempo de uso de los medios electrónicos, colocar la computadora en un área común, etc.

También hay una serie de herramientas y aplicaciones que los padres pueden utilizar para tener control sobre lo que sus hijos están viendo, tanto el contenido como el tiempo libre o las aplicaciones instaladas.