Descubra la homeopatía para animales y sus beneficios

El hombre lleva mucho tiempo domesticando y cuidando a los animales para diversos fines, como transporte, matanza, insumos, convivencia, etc. Pensando siempre en optimizar el manejo, los tratamientos y facilitar el mantenimiento de la salud animal, el hombre ha venido utilizando métodos sorprendentes, como la homeopatía. Incluso los problemas relacionados con la matanza se han perfeccionado para que sea rápido y con el menor sufrimiento posible.

La legislación contribuye para que los animales, en general, sean respetados en su condición de seres vivos. Descubra ahora cómo se puede utilizar la homeopatía para animales y sus beneficios.

¿Qué es la homeopatía para animales?

Conocida desde hace mucho tiempo para el tratamiento de personas, la homeopatía es una especialidad médica y farmacéutica para restablecer el equilibrio de la salud, centrándose en el individuo humano o en el animal.

El tratamiento consiste en administrar dosis mínimas de medicamentos homeopáticos, con el fin de evitar intoxicaciones y estimular la propia reacción orgánica del animal.

Los productos homeopáticos se producen con sustancias naturales, con menor incidencia de efectos secundarios.

Como cualquier medicamento, se prescribe en base a la evaluación que realiza el veterinario, quien además monitorea los resultados de las dosis para la salud del animal.

Beneficios de la homeopatía para animales

La homeopatía se puede aplicar tanto a enfermedades crónicas como agudas, sin dejar residuos en el animal, sin contaminar la carne y la leche destinadas al consumo.

Los medicamentos homeopáticos están formulados para no producir efectos secundarios y dar como resultado un mayor bienestar animal durante el proceso de medicación.

Un menor gasto en venenos y un control más simple en relación con los parásitos son beneficios para los ganaderos que deben considerarse para reducir costos y tiempo.

La homeopatía es fácil de administrar, ya que está incluida en la dieta del animal y, al contrario de lo que se piensa sobre el tratamiento prolongado, muestra resultados a corto plazo, especialmente cuando la información sobre el comportamiento del animal es veraz y completa por parte propietario o bajo los ojos del veterinario. Se aplica a cualquier enfermedad no quirúrgica.

La relación costo-beneficio es positiva, además de que los medicamentos (las bolas) son más accesibles que los alopáticos. Cuando la homeopatía se usa sin el uso previo de medicamentos alopáticos, los efectos homeopáticos son más potentes.

La homeopatía para animales puede resultar muy beneficiosa cuando el tratamiento alopático es muy agresivo, provocando malestar o malestar en el animal, por ejemplo con vómitos y diarreas.

Situaciones o enfermedades que se pueden resolver con la homeopatía.

Si el animal tiene una enfermedad aguda, por ejemplo, otitis, rinitis, diarrea y vómitos, se puede curar rápidamente con homeopatía, especialmente en mascotas como perros y gatos.

En el caso de enfermedades crónicas, como alergias, problemas de columna y articulaciones, otitis recurrentes y epilepsia, el tratamiento con homeopatía puede ser más lento, ya que el organismo debe responder con el retorno del equilibrio, actuando por su propio fortalecimiento y no por extinción. síntomas.

La homeopatía se puede aplicar a problemas de comportamiento del animal, especialmente perros que sufren la ausencia del dueño y por ansiedad se lamen las patas compulsivamente o son agresivos. Para estos casos, si se tratara de medicina alopática, se administrarían sedantes y sedantes, muy diferente al manejo homeopático. Algunos comportamientos se observan para identificar un posible dolor u otro problema, ya que los animales tienen diferentes formas de comunicación.

Desafortunadamente, para los casos de cáncer, la homeopatía tampoco conoce la cura y puede actuar para minimizar los efectos indeseables de la quimioterapia, por ejemplo.

Animales que pueden tratarse con homeopatía

Cualquier ser vivo puede ser tratado con medicina homeopática, incluidas las mascotas que son aves, peces, perros, gatos, siempre que el veterinario esté familiarizado con la especie.

Los animales salvajes responden muy bien a los tratamientos homeopáticos, principalmente porque no tienen efectos secundarios y son menos agresivos. En la naturaleza, estos animales están menos familiarizados con los procedimientos médicos.

Los medicamentos homeopáticos son los mismos que los humanos, comprados en farmacias de confianza, pero en dosis que solo el homeópata debe definir, según el diagnóstico que haga sobre la salud del animal.

El homeópata que se elija para tratar al animal o mascota debe ser primero un veterinario y aún tener una especialización en Homeopatía Veterinaria.

Cada vez más, la relación entre el hombre y los animales tiende a ser más amigable y consciente por parte del ser humano.

Mientras avanza la investigación sobre medicamentos alopáticos para diversos fines en un mercado rentable que es la medicina veterinaria, los estudios de homeopatía en animales, en particular observaciones y resultados prácticos, están cobrando impulso, con importantes informes científicos.

También te puede interesar
  • Comunicarse con los animales a través de ThetaHealing
  • Tranquiliza a tu mascota con aceites esenciales
  • Aprenda a lidiar con la depresión animal

Si ama a su mascota, piense en esta alternativa y comuníquela a otras personas que también pueden querer proteger y establecer una relación más amorosa con los animales.