¡Deshágase del orgullo y despídase de las migrañas y los dolores de cabeza!

La migraña es un tipo de dolor de cabeza más fuerte y pulsátil. En la medicina tradicional se desconocen las causas exactas de estos dolores, aunque los médicos dicen que están relacionados con cambios en el cerebro y la influencia genética.

La migraña comienza cuando las células que ya están agitadas reciben un estímulo externo, enviando impulsos a los vasos sanguíneos, lo que hace que estos vasos se contraigan y dilaten, provocando dolor. Entre estos estímulos podemos mencionar: ayunos prolongados, esfuerzo físico, luces, sonidos y olores muy intensos y cambios bruscos de temperatura.

Según las estadísticas, la migraña prevalece en las mujeres debido a las hormonas y la duración del ataque varía de cuatro a 72 horas. Las migrañas crónicas pueden llegar a convulsiones que duran 15 días o más y pueden ir acompañadas de náuseas, vómitos, mareos y fatiga.

En el caso del psicoanálisis, Cristina Cairo afirma en su libro que las víctimas de la migraña tienen un orgullo muy fuerte y no se sueltan fácilmente porque temen un posible dominio de las personas que los rodean.

Migraña y migraña según Cristina Cairo:

Los que sufren de migraña son muy orgullosos y no permiten que las personas autoritarias gobiernen sus vidas o controlen sus pasos. Se resisten a todo y a todos los que, como creen, quieren invadir su espacio vital. Son personas que no se relajan con los placeres, porque temen ser dominados de alguna manera. Suelen tener miedo al sexo o sus consecuencias, por limitaciones morales, familiares, etc.

Si te identificas en esta situación, déjate llevar y deja que tu corazón «hable». No usemos la razón constantemente, ya que debemos equilibrar los dos hemisferios cerebrales (razón y emoción), para evitar estos conflictos internos y su suma. Suaviza tus pensamientos.

¿Alguien o alguna situación te molestó? O tal vez se sintió ignorado por alguien de cierta importancia de quien esperaba más consideración.

Sea lo que sea, piense en su propia conducta y vea lo intransigente que está siendo consigo mismo y con los demás. Acepta con dulzura lo sucedido y proponte cambiar tu camino a través de tus ideales y verás cómo el dolor desaparece. Cree que cualquier dolor de cabeza es un signo de orgullo muy fuerte, como ya te expliqué, y para terminarlo necesitas modificar tus pensamientos exactamente en el momento del dolor. Todo es cuestión de ejercicio y flexibilidad. Intente, al menos una vez, acabar con el dolor sin la ayuda de medicamentos. Olvídate del miedo y solo reconoce qué o quién te molestó y desármate buscando una buena manera de cambiar tu vida para mejor.

También te puede interesar
  • ¡Entiende los daños de ser orgulloso, un monstruo de mil cabezas!
  • ¡Mira estos diez tipos diferentes de dolores de cabeza y sus significados!
  • ¡Reflexiona sobre las diferencias entre orgullo y humildad!

La paciencia y el coraje contigo mismo terminarán con un simple dolor de cabeza o migraña.

Vea alegrías en entornos que no le gusta visitar y no se resista al contratiempo que le hizo entrar en este entorno. Intenta relajarte y divertirte más, en lugar de negar y criticar las diferentes opiniones tuyas. Recuerda que tu necesidad y tu deseo de recibir amor y afecto aumentan cuanto mayor es tu inflexibilidad y tu orgullo. ¿De acuerdo?


Libro 1