Efectos psicológicos de la cuarentena COVID-19

Efectos psicológicos de la cuarentena COVID-19

Los efectos psicológicos de la cuarentena pueden empeorar con el paso de los días. Aquí están las estrategias a aplicar para enfrentar mejor esta situación y ayudar a los demás.

Muchos países han aplicado ya medidas de cuarentena para contener el COVID-19, con protocolos más o menos estrictos. El objetivo es proteger nuestra salud y reducir la tasa de contagio. Sin embargo, hay otro factor importante a considerar, los efectos psicológicos de la cuarentena.

Para enfrentar cada nuevo día, no tenemos otra opción que racionalizar, tomar conciencia y adoptar una serie de estrategias mentales. Desafortunadamente, no hay una receta única y efectiva para todos; cada uno de nosotros tiene que lidiar con un estado mental y una situación personal.

Hace unos diez días se publicaron interesantes referencias científicas sobre experiencias similares en la revista The Lancet. En este artículo encontramos un análisis de las cuarentenas llevadas a cabo en el Cercano Oriente en las últimas décadas: SARS 2003, Ébola, fiebre porcina (H1N1) y MERS. En todas las experiencias, relativamente cercanas, los efectos del sufrimiento psíquico han sido evidentes.

Por lo tanto, es necesario conocerlos para poder tratarlos, gestionarlos y reducir su impacto. Con información e instrumentos eficaces, podremos superar mejor este períodoapoyándose mutuamente.

5 efectos psicológicos de la cuarentena

Nadie nos preparó para una pandemia.. Hay momentos en los que sientes una sensación de irrealidad. Miramos el mundo a través de la ventana y nos cuesta aceptar que lo que está pasando es verdad.

Esta sensación es completamente normal: una etapa que hay que atravesar en el delicado proceso llamado aceptación. Aceptar, en primer lugar, que estamos pasando por un momento difícil e inesperado.

Bueno, ¿no significa que el hecho de no haber experimentado una situación así significa que no podemos estar preparados? La respuesta es no. Estamos preparados para cualquier evento, pero sólo si aceptamos la realidad.

La mejor defensa, en todas las circunstancias, es la información y la capacidad de mantener nuestras relaciones. Veamos, entonces, los posibles efectos psicológicos de la cuarentena y cómo lidiar con ellos.

1. Angustia e incertidumbre. ¿Cuánto tiempo durará esta situación?

Cuando nos enfrentamos a la adversidad, nuestro peor enemigo es la incertidumbre.. Por el momento no saben cuántos días o semanas tendremos que permanecer en aislamiento en casa para reducir la curva de contagio. La incertidumbre, entonces, es una dimensión con la que tenemos que vivir.

  • La ansiedad se alimenta de preguntas y dudas. Preguntarse cuánto tiempo durará la cuarentena sólo aumentará la ansiedad. Dejemos de alimentar nuestras mentes ansiosas.
  • Recordemos la razón por la que se requiere un distanciamiento social…frenar el contagio, proteger nuestra salud y la de las personas más vulnerables.
  • Centrémonos en el momento presente. Lo que importa es el aquí y ahora, cuidar de nosotros mismos.
  • Ocupamos la mente con actividades que nos ayudan a centrarnos en el presente: leemos, vemos una película o serie de televisión, hacemos un puzzle, hablamos por teléfono con amigos y familiares…

2. Miedo a enfermar, miedo a perder a un ser querido

Uno de los efectos psicológicos más duros de la cuarentena es el miedo a la infección. Más aún, la aterradora idea de que un ser querido o un amigo se enferme. ¿Cómo lidiar con esos pensamientos?

  • Tenemos que aceptar el miedo, darle una voz pero sin entrar en pánico.. La enfermedad es altamente contagiosa, hay y habrá pérdidas. Una vez que aceptamos este hecho, usamos las estrategias a nuestra disposición para superar este momento.
  • Todos tenemos miedo de enfermar: ponemos en práctica las medidas recomendadas para evitarlo, pero sin obsesiones, sin caer en comportamientos obsesivo-compulsivos.. Al mismo tiempo, tranquilizamos a los seres queridos usando la misma estrategia. Protejámoslos y recordémosles que tomen las mismas medidas.
  • Los que dieron positivo en el test del Coronavirus deben saber que en un alto porcentaje de casos, es posible superar la enfermedad en casa tomando las medidas prescritas. Sólo presta atención al curso de los síntomas.

3. Estrés por falta de contacto social

Somos animales sociales con nuestros hábitos y rutinas. Cuando esto se detiene repentinamente, el cerebro entra en un estado de alarma y experimentamos estrés.

Este cambio repentino e inesperado se puede manejar bien durante 5-10 días. Después de 12 días, sin embargo, podemos sentir una sensación de ansiedad. Echamos de menos a nuestros amigos, familia, nuestros hábitos. ¿Qué hacer?

  • En esta situación la tecnología está de nuestro lado. Las llamadas telefónicas, los mensajes y las videollamadas son un gran recurso.
  • Por otro lado, para calmar la ansiedad que el cerebro experimenta cuando se enfrenta a la interrupción de sus hábitos, es importante proporcionarle otros hábitos: trabajo en casa, ocio, descanso y ejercicio.

4. Efectos psicológicos de la cuarentena: ¿qué pasa después?

El fin de esta cuarentena dará paso a la era post-Coronavirus. Es normal estar preocupado y maravillado. ¿Vamos a perder nuestros trabajos? ¿Qué pasará con la economía mundial? Y si pierdo a un ser querido, ¿qué haré?

La angustia psicológica sobre el futuro puede ser profunda. Debemos ser racionales, evitar desviarnos hacia acontecimientos negativos que aún no han ocurrido.

El manejo de una cuarentena requiere el control de nuestra mente y esto una vez más pasa del vínculo al momento presente. Recuerda que lo único que importa ahora es cuidar de nosotros mismos y de los demás.

5. La carga de la convivencia o la soledad

Lo sabemos, estar en cuarentena con nuestros familiares puede ser una bendición o una maldición. No es fácil permanecer juntos durante tantas horas, y si hay niños tenemos que ayudarles a superar el aburrimiento despertando su alegría, por muy difícil que sea el momento.

La solución es mantener una actitud constructiva y positiva para fortalecer aún más los lazos con nuestros seres queridos.

Usamos la creatividad para hacer cada día diferente.. Estar juntos, cuidarnos mutuamente es lo mejor que podemos hacer ahora mismo. Debemos recordar, sin embargo, que en este momento mucha gente está pasando estos días sola.

En este último caso es importante reforzar los contactos mediante la tecnología. Si está solo en casa, ocupe parte de su tiempo con llamadas telefónicas, mensajes y videollamadas, le harán sentirse conectado, apoyado y amado a distancia. Esta situación requiere lo mejor de nosotros mismos. Tengamos en cuenta los efectos psicológicos del aislamiento y aprendamos a manejarlos.

  • Brooks SK et al. El impacto psicológico de la cuarentena y cómo reducirla: Revisión rápida de las pruebas. Lancet 2020 26 de febrero; [e-pub]. (https://doi.org/10.1016/S0140-6736(20)30460-8)