El cáncer en las mujeres: ¿cuánto les afecta la ansiedad?

El cáncer en las mujeres: ¿cuánto les afecta la ansiedad?

La ansiedad y otros trastornos psicológicos son factores que deben tenerse en cuenta al tratar el cáncer ginecológico. El tratamiento debe tener en cuenta el impacto de estas alteraciones en el bienestar y la calidad de vida de la mujer después de la enfermedad.

Las mujeres son las que más sufren cuando tienen cáncer, ¿por qué? Esa es la pregunta que intentaremos responder con la ayuda de estudios realizados sobre la relación entre los trastornos del estado de ánimo y el cáncer en las mujeres.

Esto ayuda a determinar si el tratamiento del cáncer desde una perspectiva de género puede ser útil en la lucha contra esta enfermedad. El cáncer, en todas sus formas, es una condición altamente estresante que puede perturbar la vida de cualquier persona.

Hay muchos factores que pueden influir en la experiencia de la enfermedad: el apoyo familiar y social, la edad, los recursos en los que se puede confiar, etc.

La literatura científica indica que El género también puede ser un factor que influye en el sufrimiento. que experimentan los pacientes de cáncer.

El cáncer en mujeres y hombres: no es lo mismo

La sensibilidad al cáncer es diferente en los hombres y las mujeres, y su naturaleza puede ser relevante para comprender cuán necesaria es una perspectiva de género.

Según datos de la Asociación Italiana de Oncología Médica, el cáncer de mama era la principal causa de muerte por cáncer en las mujeres en 2015.

  • El cáncer de mama representa el 29% de las neoplasias femeninas.seguido por el cáncer colorrectal (13%) y el de pulmón (8%).
  • En los hombres, en cambio, prevalece el cáncer de próstata… (18%), el colon rectal (15%) y el pulmón (14%).

Del mismo modo, hay diferencias en las tasas de supervivencia.

  • El cáncer más frecuente en las mujeres – como hemos dicho el cáncer de mama – tiene una tasa de supervivencia del 87% cinco años después del diagnóstico (estadísticas para el período 2005-2009). En el caso del cáncer de próstata masculino la tasa se eleva al 91%.
  • En general, la supervivencia de todos los cánceres, excluyendo los de piel, es del 54% en los hombres y del 63% en las mujeres. Parece, por lo tanto, que las mujeres mueren menos de cáncer que los hombres.

El cáncer de mama y sus necesidades

El hecho de que el cáncer de mama sea una de las principales causas de muerte en las mujeres se considera un factor relevante. Como las enfermedades varían, también lo hacen las necesidades.

En este caso concreto, el cáncer de mama tiene una serie de características en las que el género -es decir, el género como categoría social y cultural- parece tener un impacto considerable.

El cáncer de mama provoca cambios en el estilo de vida causados por las molestias físicas y por una alteración en la percepción de la propia imagen. La enfermedad suele provocar una baja autoestima, con una disminución significativa de la libido.

Los estudios realizados con pacientes de cáncer de mama también indican la prevalencia de síntomas de ansiedad y depresión clínicamente significativos, como la tensión, el miedo y la preocupación inespecíficos.

Preocupación prequirúrgica

Un estudio realizado por Olivares (2004) se centró en los aspectos psicológicos de los tumores ginecológicos. Entre estos, la ansiedad ha demostrado ser un factor predictivo en la recuperación después de la cirugía.

El tratamiento de la ansiedad se vuelve importante en el tratamiento del cáncer. Según el Dr. Olivares, los pacientes con mayores niveles de ansiedad preoperatoria tener más dolor y molestias en el postoperatoriorequieren más medicación y una estancia más larga en el hospital.

¿Qué preocupa a las mujeres con cáncer?

Para comprender el factor de la ansiedad, es necesario tener en cuenta las preocupaciones específicas de una mujer con cáncer.

Aunque es evidente que la fuente de estrés y miedo es la propia enfermedad, investigaciones como la de Mota, Aldana, Bohórquez, Martínez y Peralta (2018) identifican factores más detallados. Entre ellos:

  • La percepción de la proximidad de la muerte.
  • Creencias equivocadas sobre el cáncer.
  • Anticipación del propio sufrimiento.
  • Anticipando el sufrimiento de la familia y los amigos.
  • Sensación de pérdida de control.
  • Crisis en el sistema de creencias personales y la necesidad.
  • Falta o exceso de cuidado y/o estimulación.
  • Molestias físicas: pérdida de vitalidad, náuseas, anorexia y vómitos.

Dependiendo del momento en que se produce la enfermedad y el tipo de cáncer, la ansiedad es diferente. Las mujeres que se han sometido a una mastectomía, por ejemplo, reportan frustración, tristeza.trastornos de ansiedad y depresión.

La ansiedad por el cáncer de mama, según estos investigadores, suele limitar la vida social, familiar y personal de las mujeres.

El cáncer en la mujer: imagen de sí misma y vida sexual después de la experiencia de la enfermedad

Además de la ansiedad genérica por el cáncer, en el caso de los tumores ginecológicos son los cambios físicos los que juegan un papel crucial en el bienestar psicológico posterior a la enfermedad.

Según García-Viniegras y González, la confianza en sí mismo, la estabilidad emocional, la fuerza, la afectividad positiva y la autoestima son indicadores de bienestar. Estos factores faltan en muchas mujeres que han sufrido cáncer.

El cáncer y la cirugía a menudo dejan consecuencias físicas. Los cambios en el cuerpo de una mujer que ha sido sometida a una cirugía de cáncer de mama tienen implicaciones psicosociales que no deben ser subestimadas.

El pecho es tradicionalmente un elemento importante de la identidad femenina. Para muchas mujeres, de hecho, la pérdida de un seno es igual a la pérdida de la feminidad. Los senos juegan un papel crucial en el atractivo y el sexo, dos aspectos casi siempre afectados por la cirugía o el tratamiento del cáncer.

¿Problemas en la sexualidad, sólo cáncer de mama?

La tristeza, los problemas para aceptar la propia imagen, las dificultades en la esfera sexual y la ansiedad son condiciones vinculadas a cualquier trastorno de naturaleza ginecológica, no sólo el cáncer de mama.

Olivares (2005) habla de los síntomas depresivos, la ansiedad y los problemas sexuales crónicos cinco años después del tratamiento del cáncer de cuello uterino. El 55% de las mujeres que han sufrido cáncer de endometrio se quejan de dificultades sexuales y el 33% ya no están relacionados.

El bienestar del cuerpo y la mente como objetivo terapéutico

Cada tratamiento médico debe tener en cuenta circunstancias diferentes. Hemos visto ese miedo, esa tristeza, La ansiedad y la falta de autoestima son elementos comunes en los tumores ginecológicos.

No sólo eso, sin embargo, los cambios en la esfera emocional pueden influir en el curso de la enfermedad. Por esta razón es importante abordar las necesidades psicológicas y emocionales de las mujeres con cáncer, específicamente el cáncer ginecológico.

Por consiguiente, el tratamiento no sólo debe incluir la quimioterapia, sino también medidas para controlar o combatir la ansiedad de intervención. Igualmente positivos son los programas de psicoeducación destinados a disipar las creencias falsas y deletéreas sobre la sexualidad y la feminidad cuando la enfermedad afecta al seno o al sistema reproductivo. En general, es bueno establecer como objetivos del programa terapéutico la recuperación de la confianza y la autoestima.

El objetivo final debe ser el bienestar, no sólo físico, sino también mental.

  • Borràs, J. (2015). La perspectiva del género en el cáncer: una visión relevante y necesaria. Árbol, 191(773): a231.
  • Caniçali, C., Nunes, L., Pires, P., Costa, F., y Costa, M. (2012). Ansiedad en mujeres con cáncer de mama. Enfermería Global, 28, 52-62.
  • García-Viniegras, C. y González, M. (2007). Bienestar psicológico y cáncer de mama. Avances en Psicología Latinoamericana, 25, 72-80.
  • González, C., Calva, E., Bohorquez, L., Medina, S. y López, J. (2018). Ansiedad y calidad de vida en mujeres con cáncer de mama: una revisión teórica. Psicología y Salud, 28(2), 155-165.
  • Olivares, M. (2004). Aspectos psicológicos en el cáncer ginecológico. Avances en Psicología Latinoamericana, 22, 29-48.
  • Sebastián, J., Manos, D., Bueno, M. y Mateos, N. (2007). Imagen corporal y autoestima en mujeres con cáncer de mama participantes en un programa de intervención psicosocial. Clínica y Salud, 18(2), 137-161.