El mayor experimento de inteligencia jamás realizado

El mayor experimento de inteligencia jamás realizado

Este experimento de inteligencia confirma, una vez más, que la actividad física regular ofrece increíbles beneficios a nuestro cerebro.

En enero de 2020, en colaboración con el Dr. Adam Hampshire del Imperial College London, la BBC ha lanzado lo que puede considerarse el mayor experimento de inteligencia jamás realizado. Lo que lo diferencia de muchas otras pruebas es la altísima respuesta numérica dada por las más de 250.000 personas involucradas.

Como señala el propio Adam Hampshire, “es el equivalente a una prueba que duró 125.000 horas o 14 años”. Los primeros resultados del mayor experimento de inteligencia jamás realizado ya están disponibles; pero no te preocupes, no está terminado y aún es posible participar.

«La mayoría de los hombres tienen mucha más capacidad intelectual que su uso».

-José Ortega y Gasset-

Se pide a los participantes que inicien sesión en una plataforma y respondan algunas preguntas, y luego completen una prueba. Esta no es una prueba de coeficiente intelectual, sino una un examen integral de varios aspectos relacionados con la cognición y la inteligencia emocional.

El experimento de inteligencia más grande del mundo

Como ya se informó, hasta ahora han participado más de 250.000 personas, la mayoría de origen inglés (que podría resultar no del todo representativo), pero de género y edad variables.

La primera parte de este experimento sobre la inteligencia humana involucra varias preguntas sobre el estilo de vida de la persona. El propósito de este apartado es recopilar información sobre aspectos como la nutrición, el uso de la tecnología y los hábitos de los participantes.

En la segunda etapa, tienes que realizar una serie de ejercicios relacionados con diferentes habilidades cognitivas, como resolución de problemas, memoria, razonamiento espacial, etc.

A continuación, se realizan una serie de pruebas destinadas a obtener información sobre la inteligencia emocional de los participantes. Finalmente, se cruzan los resultados de ambas fases para sacar las conclusiones necesarias.

Resolución de problemas y edad

Los datos obtenidos hasta ahora confirman algunas premisas ya conocidas sobre inteligencia, por ejemplo que la edad no es un factor determinantees; si bien hay habilidades cognitivas más evidentes en determinadas edades, estas no necesariamente desaparecen o se desvanecen con los años.

También está claro que la habilidad de resolución de problemas alcanza su punto máximo en la década que va de los 20 a los 30 años. A partir de este momento comienza un ligero descenso, muy ligado a problemas cognitivos en la realización de pruebas en tiempo real.

Los resultados no hablan de la capacidad de resolver problemas por pruebas prolongadas en el tiempo. El experimento, junto con otros estudios realizados con anterioridad, demuestra que cuanto mayor es la edad, más ralentiza el cerebro sus funciones.

Datos innovadores

Uno de los hallazgos revolucionarios de este experimento es que el razonamiento verbal mejora con la edad. El estudio disipó la creencia de que el razonamiento verbal alcanza su punto máximo alrededor de los 60 años y luego comienza a declinar, mostrando en cambio que continúa mejorando hasta después de los 80 años.

Otro dato interesante se refiere a la memoria. Según el Experimento de inteligencia más grande, los jugadores ávidos de videojuegos han obtenido las mejores puntuaciones en esta área. En particular, este segmento reveló una mejor memoria espacial. Un dato muy interesante si tenemos en cuenta que los videojuegos siempre se han considerado inútiles, si no degradantes, desde el punto de vista cognitivo.

El experimento también mostró que Las personas que utilizan las redes sociales suelen disfrutar de una peor salud mental en general. Muchos de estos mostraban síntomas de ansiedad y depresión, quizás debido a las constantes comparaciones con otros en la web y al constante juicio en las redes sociales.

Finalmente, el estudio confirma que el estilo de vida tiene un gran peso en la inteligencia de una persona. Específicamente, el cerebro parece funcionar mejor cuando se practican deportes. Además de eso, mantenerse mentalmente activo y aprender un idioma, a cualquier edad, son dos antídotos para el envejecimiento cerebral.

Andere, EM (2020). ¡ Aprender!: Emociones, inteligencia y creatividad. Siglo XXI Editores México.