El monstruo del río Kali

El río Kali, también conocido como Sharda, por las personas que viven en localidades cercanas a él, se encuentra ubicado en una región reconocida por ser muy pintoresca, justo en la franja que separa Nepal de la India. Toma su nombre de la diosa llamada Kali, y se encuentra resguardado por el Himalaya, a 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Al igual que en muchos ríos de la India, en este, se realizaban diversos actos religiosos, por el significado que se le atribuía. Hoy en día, ha quedado un poco olvidado en la memoria de quienes lo conocen. Allí, se realizaban rituales en nombre de personas fallecidas, a quienes se les dedicaban oraciones a modo de respetos y última despedida, antes de que ya fuesen enterrados.

El monstruo del río Kali

Lea también:

La historia del monstruo de río Kali se desarrolla en esta mística localidad, que fue conocida por el resto de los países de occidente ya en el año 1998. Su reconocimiento estuvo ligado a un suceso, en el que un chico llamado Dil Bahada, de Nepal, con 17 años desapareció sin dejar rastro alguno. El hecho ocurrió en la tarde de un día de abril, en el que Dil, al igual que muchas otras personas, estaba disfrutando de un baño en las aguas del hermoso río. Ese día, solo escucharon los gritos del chico, quien había sentido que algo lo estaba arrastrando hacia las profundidades del agua, pero que sucedió tan rápido que nadie pudo intervenir para ayudarle. Desde ese momento, nadie lo volvió a ver. Autoridades se dirigieron al sitio, en la búsqueda del cuerpo del chico, pero no hubo resultados.

Tres meses luego del suceso, ocurrió un hecho similar. La víctima fue Dharma Gat, un pequeño de diez años, quien se encontraba jugando en las orillas del río, junto a su familia. En un momento de descuido, a pesar de que el agua estaba a un nivel bajo, el pequeño sintió lo mismo, que algo lo arrastraba hacia el fondo del agua. Luego de este tipo de hechos, siguieron ocurriendo algunos otros ataques a humanos que se acercaban al río, sin embargo, fue como si se hubiesen quedado como hechos aislados. Así se fue formando el nombre del monstruo de río Kali.

En el año 2007, el monstruo de río Kali, de nuevo, dio de qué hablar. En esa ocasión, la víctima fue una chica llamada Atal Kumar, de 18 años, quien estaba nadando a través del río para encontrarse con unos amigos. Esta vez, la chica desapareció luego de aterradores gritos, todo en un periodo muy corto. Lo que diferencia este hecho, del resto, es que una de las acompañantes de la chica, pudo ver parte de la criatura que se encontraba bajo las aguas.

De acuerdo a la descripción que Surendra Bohra fue capaz de dar, la criatura era muy parecida a un cerdo, en su cabeza, era de color negro, pero su cara era más bien con facciones alargadas y planas, pero no se pudo observar si el monstruo de río Kali era una criatura grande o pequeña.

ESCRIBE UN COMENTARIO