Estrés pandémico: Afrontarlo para sobrevivir a la pandemia.

Estrés pandémico: Afrontarlo para sobrevivir a la pandemia.

En este momento se nos pide que nos comprometamos personalmente a salvaguardar nuestra salud psicológica. Aprender a manejar el estrés diario nos permitirá superar mejor las incertidumbres, los cambios y los temores de este momento histórico.

Algunos dicen que el estrés de la pandemia no nos dejará tan fácilmente…. En cierto modo, se configura como un enemigo cotidiano al que enfrentarse para aprender a responder mejor a los tiempos venideros. El desarrollo de estrategias apropiadas nos permitirá tener siempre a mano una herramienta útil para movernos de la mejor manera posible en una vida cotidiana siempre cambiante y a veces confusa.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo en un artículo publicado en el Los tiempos de la psiquiatría que en los próximos meses nos enfrentaremos a otra epidemia, para la cual debemos estar preparados. Por supuesto, se refiere a los trastornos psicológicos y especialmente a la depresión.

Los problemas de salud mental son un aspecto muy importante que no se debe ignorar.. Hay quienes cuentan con los mejores recursos y una realidad más favorable para hacer frente a la situación. Otros, en cambio, experimentan cada información y cambio con ansiedad y preocupación.

A la experiencia personal del individuo se añade la obvia incertidumbre de una nueva situación, que es aterradora y ansiosa. Aún no somos plenamente conscientes del impacto que esto tendrá en el aspecto psicológico. Por lo tanto, es necesario tomar conciencia de ello y aprender a manejarlo mejor. estrés pandémico.

Consejos para calmar el estrés de la pandemia

Si desglosáramos los diferentes trastornos del estado de ánimo, como la ansiedad y la depresión, en muchas partes, descubriríamos un elemento común que los compone a todos: el estrés. Esta reacción psicofisiológica se desencadena ante situaciones que están fuera de nuestro control, que son más grandes que nosotros y que nos ponen en alerta.

El verdadero problema viene cuando este estado se vuelve crónico…. Cuando pasan las semanas y los meses y ha invadido completamente el cuerpo y la mente, dando paso a la ansiedad. Y más tarde, cuando la depresión afecta a los aspectos más vitales y la mente cae en la impotencia, la anhedonia y el sinsentido.

En un momento como éste, algunas personas hablan de estrés pandémico. En primer lugar, es bueno entender que es una reacción completamente normal en respuesta a los acontecimientos actuales. Enfrentarse a la presencia de un virus que se cobra miles de víctimas en todo el mundo trae consigo otras implicaciones no menos angustiosas: incertidumbre sobre el trabajo, soledad, aislamiento, miedo al futuro y posibles cambios…

El estrés pandémico es un hecho completamente comprensible, que cada uno vive a su manera…. Es esencial aprender a manejarlo, para que no se convierta en una constante en nuestra existencia presente y futura. Veamos, por lo tanto, la mejor manera de hacer esto.

Conviértete en el director de producción de tus propios pensamientos

Cuando estamos estresados, la fábrica de nuestros pensamientos va a toda marcha. Sin embargo, no produce productos de calidad, sino productos que son perjudiciales y negativos para la salud mental.

La mente está llena de miedos, de imágenes catastróficas, con frases como «¿qué pasa si…», «¿qué pasa si me infecto?», «¿qué pasa si la situación empeora?». Estas preguntas pueden estar justificadas, pero no ayudan porque aumentan el estrés.

Debemos convertirnos en directores generales de nuestras mentes. Controla cada pensamiento en términos de calidad. Si la ansiedad aumenta, debemos dejarla ir. El secreto es centrarse en el momento presente, fadornando la respuesta a lo que necesitamos en el aquí y ahora.

Diseñar un plan para el autocuidado diario

Para calmar el cerebro, no hay nada mejor que la rutina y una lista de actividades para hacer. De esta manera, evitaremos los momentos de vacío cuando la mente huye a los laberintos de las preocupaciones. Lo ideal, por lo tanto, es adoptar un programa en el que no se descuide el autocuidado. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Tómese el tiempo para hacer ejercicio.
  • Realizar actividades creativas para canalizar el estrés.
  • Buscar el contacto social y emocional con las personas que amamos.
  • Encuentra momentos para reflexionar, para controlar tus emociones y para darte lo que necesitas.

Levantar muros para salvaguardar la paz mental…

Para hacer frente al estrés de la pandemia, es crucial usar filtros protectores e incluso levantar paredes. Será de gran ayuda para regular el flujo de información al que está expuesto, desconectar de vez en cuando e incluso limitar las conversaciones con personas que tienden a alimentar las teorías de conspiración.

Cultivar la amabilidad para calmar el estrés de la pandemia

Una estrategia para hacer frente al estrés pandémico puede sorprender a más de una persona. Hablamos de dimensiones emocionales como la compasión, la empatía, la amabilidad… Todas las áreas que nos llevan a centrarnos en los demás. Dar ayuda, es decir, interesarse por el bienestar de los demás, devuelve una buena dosis de bienestar y satisfacción a nuestro cerebro.

Cuidar de los demás y ser útil es en sí mismo un poderoso fármaco antiestrés, con efectos secundarios muy importantes: nos hace sintonizar con los que nos rodean, nos hace sentir tranquilos, la satisfacción personal y descubrir que ser útil es un valor más que decisivo en este período.

Tengamos eso en mente. En la situación actual estamos obligados a desarrollar nuevos recursos para mejorar nuestra salud física y psicológica. Pero también es hora de pensar en los demás, de actuar juntos para hacer frente de manera efectiva a estos tiempos difíciles. Y sin duda tendremos éxito.