Etapa operativa concreta de Piaget

Etapa operativa concreta de Piaget

La etapa operativa concreta es parte de la conocida teoría del desarrollo de Piaget, que explica la formación del pensamiento lógico en los niños.

La etapa operativa concreta es parte de la teoría del desarrollo propuesta por Jean Piaget, cuyos descubrimientos fueron fundamentales para el desarrollo de la psicología positiva. Según esta disciplina, el pensamiento del niño tiene características únicas que varían según la etapa de madurez en la que se encuentre y su interacción con el entorno.

En este artículo profundizaremos cómo funciona la lógica de un niño en la etapa operativa concreta, analizaremos su visión del mundo y los problemas que es capaz de resolver.

Etapa de desarrollo cognitivo de Piaget

El psicólogo suizo Jean Piaget revolucionó por completo las teorías del desarrollo infantil y el concepto de inteligencia. Con su teoria refutó la idea de la época en que los niños tienen pensamientos menos competentes que los adultos o que están totalmente a merced de su entorno, un concepto que se creía cierto en los albores de la década de 1940.

Gracias a su contribución, Piaget demostró a través de ingeniosos experimentos que los pensamientos infantiles no son en absoluto inferiores a los de los adultos, simplemente diferentes. Con su teoría del desarrollo, describió a los bebés como «pequeños científicos» que actúan activamente con el medio ambiente, experimentando y modificando su pensamiento de acuerdo con sus hallazgos.

Según Piaget, los niños construyen una serie de representaciones mentales del mundo que varían según su etapa de madurez. A medida que interactúan con el entorno, notan discrepancias entre su mapa mental y la realidad percibida. Esto les permite cambiar progresivamente su concepción.

La etapa operativa concreta

Piaget dividió su teoría del desarrollo en cuatro etapas principales: sensorial-motora, preoperatoria, operativa concreta, operativa formal. Todos los niños pasan por estas etapas en el mismo orden y ven su pensamiento evolucionar en términos de complejidad y abstracción.

Según la teoría de Piaget, la etapa operativa concreta se alcanza entre los siete y los once años de edad. El autor, sin embargo, reconoce un buen grado de variabilidad según el individuo y su contexto cultural.

La tercera fase de la teoría del desarrollo se considera fundamental, ya que sienta las bases del pensamiento lógico y operativo del niño. Gracias a ello, el El niño adquiere la madurez biológica suficiente para comenzar a operar según las reglas.

En otras palabras, ahora puede desarrollar un pensamiento lógico que ya no requiere manipulación física. También le permite una reflexión mucho más flexible, no basada únicamente en la apariencia de los objetos.

Según los experimentos de Piaget, un niño en la etapa operativa concreta puede ordenar mentalmente una serie de bolas de diferentes tamaños. No necesita tocarlos físicamente para hacerlo.

La etapa operativa concreta: serialización, clasificación y conservación

Según la teoría del desarrollo de Piaget, en la etapa operativa concreta el niño adquiere tres operaciones fundamentales que describimos a continuación:

  • Seriación, o la capacidad de comparar elementos y ordenarlos según sus diferencias. Esto es necesario para gestionar conceptos como números, tiempo, medidas y orientación. Para dar un ejemplo práctico, un niño que aún no ha alcanzado la fase operativa concreta es incapaz de distinguir entre minutos y horas.
  • La clasificación es la habilidad que le permite al niño clasificar los objetos según sus características, también determina si pertenecen al mismo conjunto o si están vinculados por una jerarquía. Un niño que aún no haya alcanzado esta habilidad no podrá comprender la relación jerárquica entre humanos y mamíferos; por tanto, no comprenderá que todos los seres humanos son mamíferos, pero que no son los únicos mamíferos entre los seres vivos.
  • Finalmente, el concepto de conservación se refiere a capacidad para distinguir un objeto como tal a pesar de los cambios en la apariencia. En otras palabras, que la redistribución de un elemento no altera sus cualidades como masa, volumen o longitud. Un posible experimento al respecto consiste en mostrarle a un niño un vaso de agua y luego verterlo, sin cambiar la cantidad, en uno más grande. Si le preguntamos al niño, que aún no ha entrado en el estado operativo real, si la cantidad de líquido es la misma, respondería que no.

El niño práctico

La teoría del desarrollo de Piaget formó la base de la psicología evolutiva actual. Por primera vez se tuvo en cuenta una visión única y particular del pensamiento del niño. Además, yo procesos de madurez biológica y la relación con el medio ambiente estrechamente correlacionados con el desarrollo de procesos cognitivos.

La etapa operativa concreta es la tercera de las etapas descritas por la teoría de Piaget. Le permite al niño adquirir nociones lógicas y disfrutar de un pensamiento más flexible. Las principales operaciones adquiridas en esta etapa son la seriación, conservación y clasificación, habilidades que le permiten al niño resolver problemas de una manera más sistemática.

La fase operativa concreta se describe a menudo como el nacimiento del “niño práctico”, el que ahora ha superado las fases en las que se aprende mediante la actividad y la intuición. Ya no aprende por ensayo o error, sino adquiriendo la lógica de un pequeño científico.

Piaget J. (1968). Educación e instrucción. Buenos Aires: Proteo.

Piaget J. (1961). La formación del símbolo en el niño. México: Fondo de Cultura.

Richmond, G. (1961). Introducción a Piaget. España: Fundamentos