¿Existe el alma? Esto es lo que dice la ciencia

¿Existe el alma? Esto es lo que dice la ciencia

La ciencia parece acercarse cada vez más al dar una explicación de la existencia del alma. Un desafío fascinante que la humanidad ha intentado afrontar a lo largo de su historia. Hablamos de ello en este artículo.

A lo largo de nuestra vida como seres humanos nos hemos preguntado muchas veces si el alma existe. Es una pregunta que ha suscitado mucha discusión y que distintas disciplinas han intentado responder de diversas formas.

En este artículo presentaremos diversos paradigmas científicos, teorías tradicionales y las desarrolladas en nuestros días. También te contaremos sobre la fascinante teoría del biocentrismo de Robert Lanza. A lo largo de los años, diversas tradiciones religiosas han confirmado la existencia del alma, pero nuestro análisis irá más allá de la dimensión espiritual.

Pero, ¿cuál es la posición de la ciencia? ¿Cómo intentamos responder a las preguntas sobre la existencia del alma hoy? Hablaremos de ello en este artículo.

¿Existe el alma? Las diversas creencias

La idea de que el alma existe se debe a la creencia de que existe. una continuo, una vida después de la muerte. También se cree que el alma es una guía que nos permite pensar y sentir, distinto al cuerpo.

Las concepciones sobre el alma varían según el contexto, las religiones y las disciplinas que tratan este tema. A lo largo de los años, precisamente por su dimensión espiritual, han sido las religiones las que han asumido la tarea de explicar su existencia.

Asociado o no a la dimensión espiritual, podemos decir que la existencia del alma está comprobada por los misterios asociados al nacimiento, la muerte y los diferentes estados de conciencia, memoria e imaginación. En este sentido, se cree que el alma es una especie de fuerza vital o impulso.

El paradigma científico y la existencia del alma

Según el filósofo e historiador de la ciencia Thomas Kuhn, un paradigma científico es un conjunto de resultados universalmente reconocidos. Sin embargo, además de generar modelos de soluciones y resolver problemas en la comunidad científica, los paradigmas no están exentos de críticas.

El paradigma científico actual no reconoce la dimensión espiritual. Más bien, enfatiza que no hay necesidad de un alma y nos explica la vida a través de ecuaciones, actividad del carbono, actividad de las proteínas, etc.

La religión, en cambio, da las respuestas sobre la existencia del alma desde un punto de vista espiritual, asociándola con lo trascendente y lo incorpóreo. La ciencia, por su parte, la asocia con la materia. Es decir, lo entiende como sinónimo de mente (desde un punto de vista poético) o lo reduce al concepto de cognición o conciencia.

Teorías científicas actuales y audaces

Aunque la neurociencia ha hecho grandes avances en la explicación del funcionamiento de nuestro sistema nervioso y las experiencias subjetivas, la existencia del alma sigue siendo un misterio. El problema está relacionado con la comprensión de la naturaleza del Ser.

Actualmente, varias teorías han comenzado a desafiar el paradigma científico, especialmente las fisicoquímicas. Un ejemplo es la teoría del biocentrismo, que intenta responder a las difíciles preguntas sobre la naturaleza humana. Uno se pregunta, por ejemplo, si existe el alma o si hay algo más allá del tiempo.

Esta nueva visión de los seres humanos, el cosmos o la realidad sostiene que la vida va más allá de los átomos y las partículas. Esto explicaría conceptos como el entrelazamiento cuántico y el principio de incertidumbre de Heisenberg. Estas rarezas cuánticas ocurren en el mundo a escala humana, como argumentan Gerlich y otros autores en el artículo. Interferencia cuántica de grandes moléculas orgánicas. (2011).

Robert Lanza, un científico estadounidense, ha sugerido la teoría del biocentrismo según la cual la vida y la biología son esenciales para el ser humano, la realidad y el cosmos. También afirma que la conciencia crea el universo y no al revés. Por tanto, no ignora el enfoque físico-químico para la explicación de los problemas que atañen al ser humano, pero da mayor importancia al aspecto biológico.

Para algunas ramas del conocimiento científico, el espacio y el tiempo son herramientas de la mente que deben asociarse con la existencia. Esto nos aleja de la intuición clásica y sugiere que una parte de la mente o el alma es inmortal y existe fuera de estas categorías.

¿Existe el alma? Conclusiones

En definitiva, algunas ciencias reconocen la existencia del alma porque la asocian con la visión poética o la reducen a cognición. Otros continúan manteniendo posiciones tradicionales sobre su inexistencia.

Gracias a nuevos descubrimientos sobre la naturaleza de estar asociado con el tiempo y el espacio, varias teorías actuales sugieren la existencia real del alma.

Gerlich, S. Eibenberger, S., Tomandl, M., Nimmrichter, S., Horberger, K., Fagan, PJ, Tüxen, J., Mayor, M & Arndt, M. (2011). Interferencia cuántica de grandes moléculas orgánicas. Comunicaciones sobre la naturaleza, 2 (1), 1-5. https://doi.org/10.1038/ncomms1263

Lanza, R. ¿Existe el alma? La evidencia dice ‘Sí’. (2011). Psicología Hoy. Recuperado de: https://www.psychologytoday.com/us/blog/biocentrism/201112/does-the-soul-exist-evidence-says-yes

Ruiz, F.A. (2009). ¿Sabes realmente qué es un paradigma? El Cid.