Flores de Bach: un viaje interior

So Facultativo de la Fundación Bach desde 2007, lo que significa haber completado la formación internacional del Sistema Curativo de Bach, a través de los 39 remedios descubiertos por el Doctor Edward Bach a principios del siglo pasado. Pero antes de entrenar, pude experimentar la efectividad del Sistema en mi propia existencia y en el camino de mis descubrimientos personales. Esta búsqueda nunca termina, y solo tiende a evolucionar, siempre que se trabaje y se persiga.

El Sistema Curativo de Flores de Bach es un método de autoayuda y autocuración creado para ayudar en el desarrollo del ser humano, y se caracteriza por ser extremadamente simple y fácil de administrar.

EL Facultativo no es terapeuta, como entendemos esta actividad, sino que actúa como asistente en el proceso de búsqueda de las personas que lo buscan, orientando la mejor combinación de Florales que pueda ayudar en cualquier momento, y para cada individuo en particular. Sobre todo, tiene una función “educadora” y asume la misión de ayudar a dar a conocer el Sistema Bach, para el bienestar colectivo.

Esta columna, por tanto, se propone arrojar luz sobre este increíble Sistema desarrollado por el Dr. Bach, para que pueda ser cada vez más útil para la humanidad.

Traeremos aquí un poco de la historia personal del Dr. Bach, cómo descubrió y desarrolló este sistema y cuáles fueron sus ideas sobre nuestro viaje aquí en este planeta.

Tendremos información completa de cómo funciona el Sistema, con detalle de cada una de las 39 Florales que lo componen, sus principales indicaciones y, en lo posible, traeremos ejemplos de casos reales.

El Sistema Bach se basa en tratar al individuo, no a la enfermedad. A principios del siglo pasado – décadas del 20/30 – el Dr. Edward Bach ya hablaba de cosas que hoy son comprendidas y asimiladas naturalmente por el sentido común, como la interferencia de nuestros estados emocionales y mentales en las enfermedades físicas. ¿Quién duda hoy de esta relación?

Como médico alopático y luego médico homeopático, estuvo constantemente buscando un sistema para el tratamiento de enfermedades que no tuvieran contraindicaciones y que fuera efectivo, sin provocar reacciones adversas en los pacientes. Se definió a sí mismo como ‘Herbolario’, y fue en la Naturaleza donde encontró la salida.

Fue un observador por naturaleza, tanto de la naturaleza como del comportamiento humano; seguramente recibió mensajes de otras esferas, a través de su aguda intuición, sueños y percepciones sensibles. Un día se dio cuenta de que la gente reaccionaba de manera diferente a mismas enfermedades – ¡Eureka! – comenzó a tratar emociones, reacciones y comportamientos, y se dio cuenta de que al tratar al individuo, trataba la enfermedad.

¡Los invito a todos a unirse a mí en este viaje en el increíble Sistema de Autocuración de Flores de Bach! ¡Venga!