Habilidades profesionales que deberíamos tener

Habilidades profesionales que deberíamos tener

Algunas habilidades son indispensables para encontrar un trabajo y hacer una carrera. Averigüemos qué habilidades son más importantes en el lugar de trabajo.

Todos hacemos nuestro trabajo de manera diferente, pero… hay habilidades profesionales transversales que pueden enriquecernos de todas formas. ¿Cuáles son las habilidades más importantes en el mundo del trabajo?

Las habilidades profesionales representan el conjunto de habilidades, actitudes y fortalezas requeridas por una empresa. Contribuyen al bienestar de la organización y están en sintonía con su misión y su trabajo. Dependiendo de la empresa y del perfil profesional buscado, hay habilidades que son más apreciadas que otras.

Bueno, también hay habilidades profesionales que todo trabajador debería tener. En este artículo le mostramos los más importantes.

Las 7 habilidades profesionales más solicitadas

1. Propensión a trabajar en equipo

Trabajar en equipo es una habilidad esencial. Esto define la capacidad de colaborar con otros, de establecer un ambiente positivo y de coordinar el trabajo de todos.

Para demostrar esta competencia, debemos pensar en nuestro grupo de trabajo y asegurarnos de que nuestro trabajo está en línea con los valores colectivos. Para trabajar con otros miembros de la organización, es esencial ser abierto.

Aunque puede parecer una habilidad fácil de desarrollar, es en realidad complejo debido a la heterogeneidad de opiniones y métodos de trabajo. Algunas personas se esfuerzan por delegar o compartir ciertas funciones, pensando que los resultados se verían afectados. Son personas individualistas que tienen dificultades para confiar en los demás.

El aspecto positivo es que es posible desarrollar esta experiencia, y el primer paso para hacerlo es tomar conciencia de que no somos los únicos indispensables y que el trabajo de una empresa depende en gran medida de la colaboración y de un ambiente positivo entre los empleados.

2. Responsabilidad

Se trata de nuestro compromiso con el trabajo. Es esencial entrar en el mundo profesional y hacer que nuestro perfil sea atractivo a los ojos del empleador. Esta competencia depende en gran medida del sentido del deber y de la capacidad de llevar a cabo el trabajo.

Aquellos que no tienen esta habilidad fácilmente dejarán salir una falta de interés en el trabajo y una falta de sentido del deber. Además, no ser capaz de completar las tareas significa no poder trabajar de la manera correcta.

Pero no todo es blanco o negro: puede sucederle a cualquiera que ocasionalmente se encuentre con un inconveniente que le impida completar una tarea. Ser irresponsable, por otro lado, significa no tener éxito continuamente.

3. La comunicación asertiva, una de las habilidades profesionales más importantes

La comunicación es indispensable en el entorno laboralporque sin ella no podríamos transmitir a los demás lo que queremos decir. La comunicación asertiva se refiere a la capacidad de enviar su mensaje de la mejor manera posible.

Se trata de una correcta interacción social, expresando los pensamientos de uno de forma clara y nítida, evitando así los malentendidos. Facilitar la comprensión en el lugar de trabajo hará que el trabajo sea más fácil para todos, limitando los errores y mejorando el rendimiento empresarial.

Junto a esta competencia encontramos la empatía. Ponerse en el lugar de los demás nos ayudará a expresar nuestros pensamientos y emociones, sin perdernos en opiniones o evaluaciones que puedan llevar a malentendidos. Las empresas requieren perfiles capaces de escuchar, comprender y transmitir información de manera adecuada, a fin de crear un ambiente de trabajo positivo y promover el progreso.

4. Sentido de pertenencia

El sentido de pertenencia es la capacidad de defender y promover los intereses de la empresa. Para hacerlo, necesitas estar en sintonía con sus valores. Demostrar esta competencia nos hará más interesantes a los ojos del empleador, que sabrá que puede contar con un empleado leal en armonía con la empresa.

El sentido de pertenencia coincide con el orgullo de una empresa. Los empleados que no se identifican con el lugar de trabajo es poco probable que se sientan cómodos y muestren un menor rendimiento. Bueno, esta competencia puede mejorarse respetando los siguientes puntos:

  • Participar en las actividades de integración. Estas actividades ayudan a encontrar la motivación para la empresa.
  • Adquirir habilidades. Conocer y aprender los objetivos empresariales hará más fácil identificarse con ellos. Además, mejoraremos nuestro bienestar al ser testigos de nuestros progresos y encontrar la motivación para aprender más y más.
  • Mejora personal y profesional. Ser mejores personas y trabajadores puede afectar a nuestro bienestar, ayudando a crear un ambiente de trabajo más agradable que nos ayude a sentirnos identificados con nuestro trabajo.

5. La capacidad de aprender es una de las principales competencias profesionales

Aunque tengas una buena experiencia, siempre aprendes algo nuevo de cada trabajo. Esta competencia consiste precisamente en la capacidad de adquirir nuevas habilidades y conocimientos.

Un requisito muy popular entre los trabajadores es la capacidad de captar y asimilar conceptos e información esenciales para la tarea. Cuanto más desarrollada esté esta competencia, más fácil será crecer en el trabajo y manejarlo lo mejor posible.

La capacidad de aprendizaje permite al empleador notar el interés y el compromiso con el trabajo. El desarrollo de esta competencia puede ayudar tanto a asimilar nuevos conceptos como a aprender de los errores que cometemos buscando soluciones.

6. Adaptación

Se trata de la capacidad de ser flexible y versátil hacia nuevas personas y situaciones, así como aceptar el cambio en términos constructivos. Esta característica minimiza los problemas en la empresa, por lo que tiene una gran demanda.

La adaptabilidad es importante para hacer frente a la constante innovación tecnológica y a los cambios legislativos. Incluso si no estás preparado, es importante ser capaz de manejar la novedad de la mejor manera posible, demostrando que también puedes adaptarte al trabajo.

Esta habilidad también sirve para afrontar mejor los nuevos desafíos. Da mayor confianza en sí mismo y anima a las personas a afrontar nuevas situaciones y decisiones de forma positiva.

7. Planificación

Las empresas buscan perfiles que puedan realizar las tareas que se les asignan. Para ello es esencial la planificación, es decir, establecer prioridades y distinguir entre las tareas urgentes y las secundarias para obtener el mayor beneficio del trabajo.

Saber cómo organizar mejor su tiempo es una ventaja para lograr sus objetivos y le ayuda a hacer más actividades de manera más eficaz.

Para planear necesitas conocer tus límitespara saber hasta dónde puede llegar y encontrar la disciplina necesaria para llevar a cabo los planes en el tiempo previsto. No se trata de alcanzar la perfección, sino de establecer pautas que nos ayuden a gestionar todas las actividades.

Las habilidades profesionales requieren un ejercicio de aplicación ante determinadas situaciones, además, no se aprenden por arte de magia, sino a través de la experiencia y el aprendizaje previo y posterior al trabajo.

Afortunadamente, las habilidades que hemos descrito en este artículo pueden ser aprendidas y enseñadas desde una edad temprana…además de ser adquirido a través de la experiencia laboral. Las siete competencias analizadas aquí se adaptan a diferentes empleos y contextos, pero es cierto que hay muchas otras.

  • Gallart, M.A., & Jaciento, C. (1995). Competencias laborales: tema clave en la articulación educación-trabajo. Boletín Educación y trabajo, 6 (2), 1-6.
  • Pinilla, M.D. (2006). Centro de Evaluación de Paso en Paso. Psicom Editores.