Hábitos nocturnos que te ayudan a relajarte

Hasta que llegue la vacuna, el aislamiento social se considera la medida más eficaz para protegerse contra el coronavirus. Quedarse en casa y presenciar los daños causados ​​por la pandemia dejó a muchas personas luchando por irse a la cama. Cansancio, fatiga, tiempo dedicado a Internet, organización de la oficina en casa, tasa de desempleo. El mundo entero ha estado tratando de encontrar estabilidad frente a la mayor crisis actual. Y el desafío ha sido grande.

Según la profesora Luciana Gurgel Guida Siqueira, de la Facultad de Psicología de la PUC Campinas, la situación se debe a los cambios bruscos en nuestra rutina, ya que todos fuimos tomados por sorpresa y desprevenidos para el caos. Luciana dice que, debido a la adaptación de las nuevas reglas, la creación de expectativas en la vida pospandémica también ha provocado otro tipo de trastornos, como el miedo, la desesperación, la angustia, la ansiedad y, principalmente, el insomnio. Parte de la población sufre o ya ha padecido este problema.

Dormir es un elemento esencial y clave para el mantenimiento de los sistemas inmunológico, neurológico, metabólico y endocrino. Entre sus funciones se encuentran la producción de hormonas y la reposición de energías, además de actuar, de la misma forma, en el tratamiento de la piel. Se recomienda de seis a ocho horas de sueño para que el cuerpo se regenere y se revitalice adecuadamente. Para ayudarte con esta tarea, hemos separado algunos consejos de hábitos simples y poderosos que te harán relajarte. ¡Revisa!

El poder relajante del baño caliente

Según estudios de médicos biomédicos de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, tomar una ducha caliente una hora y media antes de acostarse activa la termorregulación corporal, mejorando la circulación sanguínea, lo que facilita automáticamente el proceso de conciliar el sueño.

Actividades ligeras y de bajo impacto

No es porque estemos en casa que no podemos hacer ejercicio. Por el contrario, las actividades físicas de bajo impacto, como el estiramiento, el yoga y la caminata, son excelentes alternativas para quienes buscan opciones tranquilas y asequibles durante este período. La liberación de endorfinas combate el envejecimiento, eleva el estado de ánimo, mejora los sentimientos de alegría y felicidad y aporta numerosos beneficios para la salud.

El poder curativo de la aromaterapia

La aromaterapia se utiliza en diferentes tratamientos, tanto psicológicos como emocionales. El aroma de esencias y aceites compuestos actúa mediante transmisores neuroquímicos que liberan activos calmantes, sedantes y tranquilizantes con la aplicación de tan solo unas gotas del producto. El uso de difusores y aromatizantes asegura una mejor aplicabilidad y rendimiento, y son fáciles de encontrar para diferentes valores.

Lápiz y papel en mano

Poner en papel lo que aprieta y molesta dentro del pecho facilita nuestra comprensión de lo que vivimos en el presente, aunque las verdaderas razones de nuestro agotamiento aún no sean obvias. Escribir puede darnos perspectivas más claras sobre lo que sentimos, mapeando también mejores recursos que contribuyan al autoconocimiento, la organización de pensamientos, expresión y comunicación, disciplina y equilibrio de emociones.

Corte a cafeína

La cafeína en la noche puede ser un enemigo y hacer que los problemas disminuyan la velocidad, porque la sustancia nos deja en alerta, tardando de tres a seis horas en ser eliminada. La preferencia es que su consumo se realice hasta las 5 de la tarde – recordando que en esta lista, junto al café, se encuentran los refrescos, chocolate, bebidas energéticas, té negro y otros derivados.

Olor a té en el aire

La medicina natural de hierbas y plantas siempre nos ha ayudado a paliar innumerables molestias que ocurren a lo largo de la vida. Digestión, hinchazón, gripe, resfriados… para cada tipo de cosa, habrá una recomendación de una taza de té para dar esa ayuda. Si el contratiempo es ralentizar, apuesta por infusiones de manzanilla, tilo, melisa, valeriana y maracuyá. Además de ser sabrosos, los tés funcionan como remedios naturales libres de agresiones.

Lectura vigorizante antes de acostarse

Tomarse unos minutos antes de acostarse para leer algo inspirador y motivador ayuda a reducir los niveles de estrés y la presión diaria. También promueve el desarrollo de la creatividad y el sentido cognitivo y ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas, como la demencia y el Alzheimer. Reserva un buen libro, revista o artículo interesante y prepárate para tener buenos sueños.

Desconecta y desconecta

Una investigación realizada en Italia mostró que permanecer conectado a dispositivos electrónicos antes de acostarse provoca una serie de desgaste en el cuerpo. La luz que generan los dispositivos incide en el trabajo de la melatonina, que se encarga de regular el sueño. Es en lugares tranquilos y oscuros donde aumenta su productividad, y cuanto antes apaguemos y evitemos el brillo de las pantallas, más placentero será nuestro descanso.

Sueño tranquilo con meditación

Desafiante al principio, pero gratificante con la práctica, la meditación es un poderoso aliado de aquellos que quieren conciliar el sueño más fácilmente. Existen modalidades sencillas, como el mindfulness, las técnicas de respiración consciente y la propia meditación guiada (corta y larga duración), que son aptas para principiantes. La meditación ayuda a disminuir el ritmo y la tensión y es una excelente herramienta para el ritual preparatorio del sueño.

Relajar la mente con música

Organizar una lista de reproducción con música tranquila y relajante es una buena opción para las noches ocupadas. Los sonidos de la naturaleza, la lluvia, las frecuencias bineurales y los ritmos lo-fi están en el catálogo de opciones más populares entre los fanáticos. Preparar el entorno con anticipación e incluir este y otros hábitos juntos solo mejorará su comodidad. Ya basta de contar cordero.

También te puede interesar
  • Vea 6 consejos para dormir más rápido incluso cuando está estresado
  • Aprende a controlar tus sueños: ¡sueña lo que quieras!
  • Sorpréndete con 10 consejos para relajarte en 60 segundos

Que aprendamos a tratarnos bien, cortar de raíz lo que nos perturba y nos impide disfrutar de la vida con la calidad y tranquilidad que merecemos. El ejercicio del autocuidado tiene que ser diario, practicado dentro de lo que logramos hoy, sin cargos y poco a poco. La única condición para ello es comprender que el descanso no solo es necesario: es vital.