La importancia del hinduismo

El hinduismo es un conjunto de creencias que conviven de tal forma que forman una cultura que involucra aspectos sobrenaturales, filosóficos y sociales. Por lo tanto, es difícil determinar el hinduismo como una religión coherente y armoniosa. Es, en esencia, un campo religioso extenso donde hay diferentes corrientes, escuelas y diferentes consideraciones con respecto a la metafísica. Sin embargo, a pesar de esta gran diferencia, es posible establecer algunos puntos centrales que pueden servir de guía para esta compleja red y, en base a estos aspectos, tener una visión más clara sobre este tema.

Hinduismo, una composición de creencias heterogéneas

En el territorio que actualmente ocupa la India, se ha desarrollado una civilización de la que hoy sabemos poco debido al paso del tiempo. Esta civilización tuvo varios dioses, muchos de los cuales permanecen hoy en lo que se conoce como hinduismo. Sin embargo, sería un error entender que el hinduismo es una derivación de esta cultura; fue solo un factor de influencia para el conjunto de creencias al que nos referimos, en este sentido, hay otros factores que también contribuyeron. Así, a partir del siglo XV a.C., el territorio fue invadido por arios, personas que difundieron sus propias creencias. Los arios eran politeístas y atribuían los diferentes procesos naturales a las deidades.

Como podemos ver, el hinduismo se fue formando gradualmente a partir de la contribución de diferentes pueblos. Esta circunstancia hace que no haya ningún individuo que haya funcionado como elemento de cohesión de creencias. Por otro lado, el hinduismo es un proceso de creencias diferentes, coexistiendo unas con otras que se han ido desarrollando a lo largo del tiempo y, en algunos casos, pueden resultar antagónicas.

También te puede interesar
  • Descubre 4 leyes de la espiritualidad que se enseñan en India.
  • ¿Quién era Shiva? Leer para conocer al Todopoderoso
  • Comprender cómo funciona el sistema de castas en India

Sin embargo, como ya hemos mencionado, a pesar de esta distancia es posible establecer algunos criterios para considerarlos. Un ejemplo es Brahma, quien en algunas variantes es considerado como una deidad pero también es un principio subyacente a la realidad; para el hinduismo, este principio es la causa de la creación. Otro elemento ampliamente publicitado es el de la reencarnación, que puede ocurrir en formas de vida superiores o inferiores, según el comportamiento que se haya tenido en vida; en este sentido existe para el hinduismo una ley denominada Karma que considera que las acciones que tuvo una persona durante su existencia son tomadas en cuenta para su vida futura, su próxima reencarnación.