La leyenda del Jinete sin Cabeza

El jinete sin cabeza es un fantasma muy popular en el folclore americano procedente de leyendas europeas, donde era conocido como Dullahan (que significa sin cabeza o decapitado en irlandés).

Anuncios publicitarios

Su leyenda surgió en Irlanda, donde fue visto como una variante de hadas o espíritu sin cabeza que por lo general eran vistos de una forma espectral, montado en un caballo negro y cargando su cabeza bajo el brazo.

Dicen que la cabeza está podrida, y el color y la consistencia es similar a un queso mohoso. Emite un resplandor misterioso, que sirve como una linterna para iluminar su camino. Sus ojos son enormes y en constante oscuridad, y su boca muestra constantemente una sonrisa espantosa que va de un lado a otro de la cara. El jinete sin cabeza también tiene un látigo que realiza con la columna de un cadáver humano.

La leyenda del Jinete sin Cabeza

Anuncios

Lea también: ¿Cuál es el origen de la leyenda del viernes 13?

A veces se le ve montado en un caballo negro, que galopa sin cabeza durante la noche, sembrando el terror a su paso. En otras ocasiones, aparece en un carruaje tirado por seis caballos negros. Está iluminado con velas y ataúdes, piedras y huesos humanos.

Dicen que en el momento que uno de sus caballos para de correr, un ser humano muere. No hay forma de detener el viaje de un jinete sin cabeza. Todas las cerraduras y puertas se abren automáticamente cuando se acerca. Si usted lo llama a su nombre, seguramente la muerte caerá sobre usted.

Punto débil del jinete sin cabeza

El único punto débil de estos siniestros seres es el oro, lo que los aterroriza misteriosamente. Por lo que pueden asustarlos, incluso con un simple alfiler de oro, ya que sienten su poder a distancia y huyen.

Origen de la leyenda del jinete sin cabeza

Los orígenes de la leyenda del jinete sin cabeza no se conocen con certeza, pero se cree que era la encarnación de un antiguo Dios celta, Crom Dubh. Crom Dubh era adorado por el rey prehistórico, Tighermas, que gobernó Irlanda hace unos 1.500 años, y que legitimo el sacrificio humano a los ídolos paganos.

Como dios de la fertilidad, Crom Dubh exigía vidas humanas cada año, siendo la decapitación su método favorito de sacrificio. El culto a Crom continuó en Irlanda hasta el siglo VI, cuando los misioneros cristianos llegaron de Escocia. Denunciaron toda esta adoración y bajo su influencia, las antiguas religiones de sacrificio de Irlanda comenzaron a perder su fuerza. Sin embargo, Crom Dubh no podía renunciar a su cupo anual de sacrificios, así que tomó una forma física, que se conoce como Durahan o hombre de negro.

Influencia del jinete sin cabeza en la literatura y el cine

Esa criatura irlandesa fue una inspiración para Washington Irving, quién escribió su famoso cuento The Legend Of Speepy Hollow o la leyenda del jinete sin cabeza. Esta historia ha sido adaptada varias veces al cine, pero la mas popular fue la versión de Tim Burton de 1999. El jinete sin cabeza también fue modelo para dos historias de los hermanos Grimm.

Anuncios

ESCRIBE UN COMENTARIO