¡La ruptura conmigo mismo!

De hecho, el suicidio representa un gran final que la persona misma está teniendo consigo misma. Es una de las formas de acabar con lo malo. Es una inmensidad de problemas y sentimientos contradictorios, lo que hace que muchas personas sean incapaces de equilibrar sus emociones, y estas personas terminan con sus propias vidas. Ahí es cuando el brillo o cualquier esperanza se ha ido. Ahí es cuando te das cuenta de la incapacidad de revertir la situación. Sin embargo, todos somos seres altamente capaces de cambiarlo todo. Es con el tiempo, solo que a veces necesitamos enfrentar situaciones desafiantes para poder superar las dificultades. Esto requiere mayor paciencia. La vida requiere suficiente tiempo para que todo se resuelva. Entonces, el suicidio es una total incredulidad en los próximos momentos de la vida. A veces, es malo de momento, solo la fe en la vida activa de cada ser para intentar superar estos momentos, y se asegura de que todo pase y mejore.

Ser difícil es diferente a estar terminado. Entonces, el ser humano necesita entender que todo sucede para lo mejor de cada ser, y que las situaciones vienen para que podamos superarlas, eso significa que somos altamente capaces de cambiar nuestra propia vida. Si es difícil, recuerde que no ha terminado. Se necesitan cambios considerables para superar estas situaciones y tener un gran aprendizaje. La dificultad viene a ayudarnos, porque todavía no somos seres perfectos, es decir, estamos en el camino de la superación, y, para eso, encontraremos situaciones que resolver.

La vida es la mejor escuela de nuestra vida. Aprender de él es lo que necesitamos para evolucionar. La vida tiene este propósito para todos nosotros. Por tanto, la confianza, la esperanza y la acción son las principales virtudes que necesitamos para superar situaciones que clasificamos como muy difíciles.

Todo se resolverá. Es a tiempo, así que nunca te rindas. Solo acaba con lo que ya no es parte de nuestra vida y lo que no trae más crecimiento a nuestra esencia. Entonces, sepa que, pase lo que pase, todo se resolverá y tiene habilidades totales para resolver. Todo lo que pasa en nuestra vida es porque nos llega a todos con el único propósito de traer lecciones poderosas. Insistir es saber que, aunque la vida no sea muy buena hoy, puedes mejorarla mañana. Ten la fuerza para afrontar los retos y nunca te rindas. Nunca termines la relación contigo mismo, suicidándote, porque nada en el mundo vale más que vivir lo que tiene que ser. Dios sabe lo que estamos experimentando y sabe todo lo que necesitamos. Entonces, sepa hacer su parte y entregar el otro a Dios. Siempre estás bien acompañado con Él. El Maestro Perfecto conoce todo lo que existe en nuestra vida y en el corazón. Lograremos todo lo que está en la misión de nuestra vida, y eso es lo mejor para todos.

Tabla de contenidos

También te puede interesar
  • Sumérjase en el debate sobre la prevención del suicidio
  • Aprenda a evitar el suicidio: conciencia de septiembre amarillo
  • Cura tus traumas emocionales con 5 pasos

Nunca termines contigo mismo, porque Dios siempre está contigo, así que para cualquier situación que se te presente, tienes al Maestro Perfecto a tu lado, y no hay nada más poderoso y mejor que estar en Su presencia. Por lo tanto, en todo lo que sucede, Dios está obrando. Y nunca se rinde con todos nosotros, así que insiste en ti mismo y tendrás una vida de victorias, porque lo importante es vivir muy bien los momentos y superar los desafíos de su evolución. Estos desafíos están en la vida y estás calificado para ganar.

¡Luz de amor!
¡Gratitud!
¡Abrazo fraterno!