La telemedicina en el momento de la cuarentena

La telemedicina en el momento de la cuarentena

Aunque la telemedicina no es nada nuevo, la actual pandemia de Coronavirus la ha convertido en una herramienta común para una gran parte de la población.

En la actualidad, la pandemia del Coronavirus está demostrando ser un desafío muy importante para nuestra sociedad, en particular para el sistema de atención de la salud. Debido a este aislamiento, los instrumentos a los que estamos acostumbrados ya no son válidos y hay que buscar alternativas. Uno de ellos es la telemedicina.

Aunque no estamos hablando de algo nuevo, muchos de nosotros acabamos de descubrir cómo puede sernos útil y si realmente es una ventaja o un obstáculo. Para averiguarlo, explicaremos qué es la telemedicina.

¿Qué es la telemedicina?

La telemedicina, como su nombre indica, es medicina a distancia. Como dijimos, la idea no es nueva, ya que ha estado con nosotros durante varios años. De hecho, apareció en los años setenta, coincidiendo con la aparición y desarrollo de nuevas tecnologías.

Su objetivo es proporcionar atención médica a los pacientes sin tener que moverse de su casa. Esto tiene un efecto particular en aquellos que están postrados en la cama o tienen dificultades para ir al médico.

La telemedicina a menudo utiliza el teléfono, ya que es el instrumento más simpleaccesible y asequible para la población en general. Una alternativa es, por ejemplo, las videollamadas a través de Internet. Este último podría ser un apoyo interesante para hacer una evaluación física y visual del paciente, aunque no siempre estén accesibles.

Ventajas de la telemedicina

La telemedicina tiene muchas ventajas que la convierten en una herramienta útil y efectiva de nuestro tiempo. Entre ellos:

  • Facilita la comunicación entre el paciente y el médico las 24 horas del día, 7 días a la semana.
  • Da la posibilidad de concertar citas a petición, como se hace en el contexto convencional de la atención de la salud con las consultas presenciales.
  • Abre nuevas posibilidades de atención médica para los pacientes que tienen dificultades para moverse.
  • Hace que el diagnóstico sea más rápido y el procesamiento del tratamiento.
  • Permite un seguimiento constante de la patología del paciente, especialmente en el caso de enfermedades crónicas.
  • Facilita la educación sanitaria proporcionada por los profesionales de la salud; en particular, en la esfera de la prevención.
  • Reduce al mínimo la exposición a agentes infecciosos, lo que significa protección tanto para el paciente como para el médico.
  • Representa un recorte de gastos.

Una de las posibles funciones importantes de la telemedicina, especialmente en el actual estado de pandemia, es la de clasificar a los pacientes según la gravedad del caso. Esto significa que hacer una selección, dando prioridad de urgencia sólo a aquellos que lo necesitan.

Al mismo tiempo, garantiza la asistencia en casos menos graves, sin que la persona tenga que ir a un centro de salud. La mayoría de las veces estos pacientes sólo necesitan una consulta y algunas directrices para hacer frente a la situación.

Desventajas o debilidades de la medicina a distancia

Sin embargo, la telemedicina también tiene sus oponentes. La verdad es que así como tiene muchas ventajas, presenta incluso con debilidades no insignificantes. Entre ellos, destacan los siguientes:

  • Falta de privacidad entre el médico y el paciente, ya que el paciente suele estar acompañado por familiares y/o tutores.
  • El acceso a las nuevas tecnologías se está haciendo difícil para la población menos acomodada.
  • Lagunas en la computadora…lentitud del sistema, etc.
  • Solicitud de herramientas tecnológicas adecuadas a los centros de salud.
  • Es imposible realizar una evaluación física del paciente; por ejemplo, es imposible escuchar la respiración del paciente en el caso de las enfermedades respiratorias.

Otro punto que se debe discutir sobre las desventajas de la telemedicina se refiere a los efectos que puede tener en los pacientes. Aunque para muchos representa un progreso considerable, para otros puede ser causa de ansiedad. La salud es un tema delicado y la forma en que se trata varía de una persona a otra.

No poder estar cerca del médico durante la consulta o no poder realizar el ausculto, por ejemplo, son algunas de las razones que pueden provocar ansiedad y angustia en los pacientes. Este puede ser el caso de los ancianos, que en muchos casos no se sienten cómodos con las nuevas tecnologías.

Aunque la telemedicina no es nada nuevo, la actual pandemia de Coronavirus la ha convertido en una herramienta común para una gran parte de la población. La medicina a distancia representa un desafío para la sociedad actual y está progresando a pasos agigantados.

  • Castillejo, J. A. P. (2013). La telemedicina, una herramienta también para el médico de familia. Primaria de Aten, 45(3).
  • Rabanales Sotos, J., Párraga Martínez, I., López-Torres Hidalgo, J., Andrés Pretel, F., & Navarro Bravo, B. (2011). Tecnologías de la información y las telecomunicaciones: Telemedicina. Revista Clínica de Medicina de Familia, 4(1), 42-48.
  • Calton, B., Abedini, N., & Fratkin, M. (2020). La telemedicina en la época de los coronavirus. Journal of Pain and Symptom Management.