Las principales teorías de liderazgo

Las principales teorías de liderazgo

En este artículo analizaremos las principales teorías de liderazgo, en las que encontraremos las respuestas a varias dudas.

¿Por qué algunos líderes tienen éxito mientras otros fracasan? ¿Qué es lo que permite a algunas personas brillar en el papel de líder? En este artículo analizaremos las principales teorías de liderazgoen el que encontrar las respuestas a estas y otras preguntas.

No hay una fórmula mágica con características que aseguren el éxito de un líder. Sin embargo, esto no significa que no haya algunos que aumenten las posibilidades de tal éxito, ni que no sea posible aprender a ser un líder más incisivo.

Como primer paso para lograr este objetivo, necesitas entender los diferentes enfoques del liderazgopara que puedas usar el que se adapte a tu situación específica. Una forma de hacerlo es conocer las principales teorías de liderazgo.

Teorías de liderazgo para explicar la naturaleza del líder

Las teorías de liderazgo tienen como objetivo explicar cómo y por qué algunas personas se convierten en líderes. Se centran principalmente en las características de los líderes, pero algunos tratan de identificar los comportamientos que las personas pueden adoptar para mejorar sus habilidades de liderazgo en diferentes situaciones.

Los primeros debates sobre la psicología del liderazgo sugirieron que esta habilidad era simplemente innata. Sin embargo, algunas teorías de liderazgo más recientes sostienen que la posesión de ciertos rasgos de personalidad puede ayudar, pero que las variables situacionales también desempeñan un papel importante.

Las teorías de liderazgo tienen como objetivo explicar cómo funciona el proceso de convertirse en líder y cuáles son los factores subyacentes.

Las principales teorías de liderazgo

Con el aumento deinterés en los diferentes tipos de liderazgo y sus consecuencias, Se han introducido varias teorías de liderazgo para explicar exactamente cómo y por qué ciertas personas se convierten en grandes líderes.

A lo largo de la historia siempre ha existido un cierto interés en el concepto de liderazgo, pero es relativamente reciente, sin embargo, la aparición formal de varias teorías que fomentaron el interés en este tema en la primera parte del siglo XX.

Las primeras teorías de liderazgo se centraron en las cualidades que marcaban la diferencia entre los líderes y los seguidores; las teorías de liderazgo posteriores tuvieron en cuenta otras variables, como el contexto y los niveles de habilidad.

Teorías del Gran Hombre

De acuerdo con este enfoque, Los grandes líderes son personas con rasgos de personalidad específicos…como el carisma, la confianza, la inteligencia y las habilidades sociales.

Las teorías del Gran Hombre asumen que el don del liderazgo es intrínseco, que los grandes líderes nacen grandes, no se hacen grandes. Estas teorías tienden a describir a los grandes líderes como heroicos, míticos y destinados a roles de liderazgo.

La expresión «Gran Hombre» fue adoptada porque cuando estas teorías, inicialmente propuestas por el historiador Thomas Carlyle, se difundieron, el liderazgo fue considerado una cualidad puramente masculina, especialmente en su significado militar. Estas teorías sugerían que la gente no puede aprender a convertirse en líderes influyentes, pero tal talento debe ser innato.

Teorías de los rasgos

Estas teorías son similares en algunos aspectos a las del Gran Hombre. Las teorías de los rasgos indican que las personas heredan ciertas cualidades y rasgos que las hacen más propensas al liderazgo.

Estas teorías estudian las características de la personalidad y los comportamientos que contribuyen al papel de líder. El enfoque principal se refiere a los rasgos de comportamiento que los grandes líderes tienen en común.

El problema, sin embargo, es que las personas con rasgos de personalidad similares pueden ser totalmente diferentes. En algunos casos, una persona puede convertirse en líder mientras que la otra sigue siendo seguidora.

Las principales teorías de liderazgo: la teoría de la contingencia

Las teorías de contingencia enfatizan los estilos de liderazgo basados en la situación en la que se encuentra el líder. Se centran en determinadas variables en particular, asociadas al contexto y que pueden determinar qué estilo particular de dirección se adapta mejor a la situación.

Según esta teoría, ningún estilo de liderazgo es adecuado para todas las situaciones. Los investigadores en materia de liderazgo White y Hodgson sostienen que en una situación de liderazgo verdaderamente eficaz, no sólo entran en juego las cualidades del líder, sino que se trata de lograr un equilibrio entre la conducta, las necesidades y el contexto.

En este sentido, los buenos líderes son capaces de evaluar las necesidades de sus seguidores, informar sobre la situación y, por lo tanto, adaptar su comportamiento a ella. El éxito depende de una serie de variables, como el estilo de liderazgo, las cualidades de los seguidores y los aspectos de la situación.

Teoría del liderazgo situacional

Las teorías situacionales, como las teorías de contingencia, ven a los líderes adaptarse a la situación en la que se encuentran. La diferencia con las teorías anteriores es que se espera que los líderes cambien su estilo dependiendo de cómo cambie la situación.

Teorías situacionales incluyen el cambio en la motivación del líder e implican las habilidades de los individuos que son seguidores. El líder puede cambiar a sus seguidores, pueden cambiar su situación, su estado mental y emocional. Todos estos factores contribuyen a las decisiones tomadas como líder.

Además, las teorías de liderazgo situacional sostienen que los líderes eligen el mejor curso de acción basado en variables situacionales. Se pueden indicar diferentes estilos de liderazgo para las decisiones específicas a tomar.

Teorías del comportamiento

De acuerdo con las teorías del comportamiento, Los líderes se forman independientemente de si nacen con algunas características en lugar de otras. El liderazgo podría adquirirse a través de la observación y la enseñanza. Al igual que con otros comportamientos, el liderazgo también puede adquirirse y desarrollarse.

Esto significa que las teorías de comportamiento de liderazgo se basan en la creencia de que los grandes líderes se convierten en grandes líderes, no nacen así. A la luz de esto, entonces, la gente puede aprender a ser líderes a través de la enseñanza y la observación.

Teoría del liderazgo participativo

Las teorías de liderazgo participativo sostienen que el estilo de liderazgo ideal es aquel que tiene en cuenta la papel que otros pueden desempeñar. La participación de otros en el proceso de toma de decisiones del líder es vital. Los buenos líderes parecen buscar activamente la contribución de los demás.

Este proceso, entonces, involucra a personas guiadas. Un buen líder es alguien que es capaz de hacerles sentir valorados, así como de darles un papel de influencia en el proceso de toma de decisiones. Esta sensación de ser parte de algo importante hace que los seguidores se sientan más involucrados en el proceso.

Teorías de gestión o transaccionales

Las teorías de gestión, también conocidas como teorías transaccionales, se centran en el papel de la supervisión, la organización y el rendimiento del grupo. Estas teorías argumentan que el liderazgo se basa en un sistema de recompensas y castigos…… o un sistema de gestión del rendimiento individual por parte de los líderes, que recompensan el éxito y castigan los errores.

Este es el modelo más común de liderazgo. El papel del líder es manejar las expectativas de los seguidores adaptándolas a los objetivos del grupo. En resumen, el líder sería un gestor de personas y recursos.

Las principales teorías de liderazgo relacional o transformacional

Las teorías de relación, también conocidas como teorías de transformación, se centran en las conexiones entre líderes y seguidores. Este enfoque se centra no sólo en el rendimiento del grupo, sino también en el hecho de que cada miembro del grupo puede desarrollar todo su potencial.

Los líderes de la transformación motivan e inspiran a las personas, manejando y alineando dos tipos de intereses: el grupo y el individuo. Es igualmente importante que definan el objetivo y establezcan los medios y la inversión necesarios para alcanzarlo.

El líder motiva e inspira asegurándose de que los seguidores asuman el mejor papel posible, ya que este último y la forma en que se juega son importantes para el resultado. La relación y la conexión entre un líder y su seguidor es crucial, sin olvidar el respeto por la ética y la atención individual a cada seguidor o subordinado.