Mándalas: significados, variedades

Para quienes no lo saben, los mándalas son elementos simbólicos que tienen carácter espiritual, y, generalmente, su origen se atribuye tanto al budismo como al hinduismo, pues se plantean como diagramas geométricos, que representan una deidad específica o una energía particular del mundo terrenal.

Anuncios publicitarios

Mándalas: significados, variedades

Lea también:

Vale la pena mencionar que, a pesar de que se dice que el significado de los mándalas no es entendido plenamente por las personas comunes, es indudable que la energía que estos transmiten siempre está latente, pues su carácter divino trasciende las barreras mentales, psicológicas y físicas del ser humano. De igual forma, poseen un poder tranquilizador, energizante y estabilizador de entornos.

Anuncios

Por otra parte, destaca el hecho de que su forma siempre guarda relación con diseños circulares en general y que al momento de pintar algún mándala la persona que lleva a cabo la tarea establece de forma instintiva una relación con lo que se coloca en el papel, por lo que el individuo termina pintando sus pensamientos, sentimientos y vivencias al seleccionar determinados colores o figuras.

Un significado de los mándalas que debes conocer si te interesa este mundo, es el del círculo, el cual refleja la seguridad del ser humano y su verdadera personalidad, mientras que el cuadrado expresa equilibrio y estabilidad, y el triángulo se relaciona con la transformación y la vitalidad del hombre. Otras figuras habituales son el corazón que envuelve el amor y la felicidad, la cruz que implica el proceso de la toma de decisiones y la orientación en función de los puntos cardinales, la estrella que se relaciona con la espiritualidad y la libertad, la mariposa que representa los procesos de transformación y el espiral que simula las energías curativas existentes en el mundo.

De la misma manera, dentro del significado de los mándalas es interesante conocer que cada color simboliza una emoción distinta y nos permite conectarnos con lo más profundo de nuestro ser.

Los tonos más utilizados son:

  • el azul (despreocupación, armonía y bienestar),
  • el rojo (erotismo, energía y pasión),
  • el amarillo (luminosidad y cordialidad),
  • el violeta (magia, sensibilidad e inspiración),
  • el naranja (atrevimiento, valor y ambición),
  • el verde (ilusión, desarrollo, independencia y naturaleza),
  • el blanco (iluminación y limpieza) y
  • el negro (secreto, ignorancia, muerte y desconsuelo).

Asimismo, los mándalas tienen diversas funciones (además de las mencionadas antes), trabajando como equilibradores de energías, desarrolladores de atmósferas balanceadas y armoniosas e intercambiadores de circunstancias negativas por positivas en los hogares, como beneficiadores de la prosperidad y la abundancia en los negocios, empresas o empleos y como protectores de las malas vibras, las enfermedades, los celos y las molestias en la salud.

Lo ideal al momento de pintar una figura de este estilo es estar en un espacio silencioso y tranquilo, concentrarse en cada trazo del boceto (en caso de que lo hagas desde el comienzo) y focalizar la atención en cada color que se elige y cada espacio que se rellena, para posibilitar una energía más fluida entre la pieza que está desarrollándose y tu estado de ánimo.

Anuncios

ESCRIBE UN COMENTARIO