Mindhunter: la psicología que revolucionó al FBI

Mindhunter: la psicología que revolucionó al FBI

«Mindhunter» es una fascinante serie de televisión que nos muestra algunos de los avances más importantes en el análisis de perfiles criminales. Hablamos de ello en este artículo.

Desarrollar el perfil psicológico de un delincuente es en muchos casos el secreto para resolver un delito, porque nos permite conocer los patrones de comportamiento más comunes en el mundo delictivo. Además de esto, nos ayuda a definir con mayor precisión las intervenciones a realizar con las personas que cometen delitos, al tiempo que mejora los programas adoptados para prevenir el delito. Mindhunter nos muestra los avances más importantes en la elaboración de perfiles criminales.

Aunque hoy nos parece obvio, no fue hasta finales de la década de 1970 que dos agentes del FBI, John E. Douglas y Robert Kenneth Ressler, comenzaron su batalla para que la psicología tuviera más peso en la investigación.

Al interrogar a los criminales con la ayuda de la psicóloga Ann Wolbert Burges, esbozaron los perfiles psicológicos de los asesinos más sanguinarios de los Estados Unidos de América. Fue Robert Kenneth Ressler quien acuñó el término «asesino en serie».

La verdadera historia detrás de Mindhunter

El agente del FBI John E. Douglas trabajó durante varios años como francotirador y negociador de rehenes. hasta que lo trasladaron a Quantico, Virginia. Allí ingresó a la Unidad de Análisis del Comportamiento donde enseñó psicología criminal a nuevos oficiales y policías veteranos.

John nunca estuvo satisfecho con la formación que se le dio en el FBI y exploró la mente criminal: creía que el nuevo conocimiento al respecto sería un punto de inflexión para muchas investigaciones. Por lo tanto, convenció a sus superiores y se inscribió en la universidad para tomar cursos más actualizados que pudieran ofrecerle nuevas perspectivas en el análisis del crimen.

Fue en ese momento cuando conoció a Robert Kenneth Ressler, un investigador tan interesado en el estudio de perfiles criminales. Robert impartió cursos en todo el país para ayudar a los agentes de policía a investigar delitos sin resolver.

Luego de una reunión en la sede del FBI en Quantico, los dos agentes decidieron investigar juntos algunos casos y analizar algunos resultados para definir la conducta delictiva. Durante su trabajo, entrevistaron a algunos de los asesinos en serie estadounidenses más famosos.

Al principio, su jefe se mostró reacio al proyecto, pero tras la resolución de algunos casos gracias a la intervención de Douglas y Ressler, el FBI no solo autorizó el proyecto, sino que lo apoyó económicamente.

Las entrevistas con los delincuentes se realizaron con mejores medios y con una base teórica más sólida gracias al trabajo de Ann Wolbert Burges, Ph.D. en psicología.

De las investigaciones y entrevistas con delincuentes nació la idea de los libros Homicidios sexuales: patrones y motivos mi Manual de clasificación penal, ambos escritos por John E. Douglas y en los que se basa la serie de Netflix Mindhunter.

Asesinos de Mindhunter

A lo largo de la primera temporada de Mindhunter, un personaje misterioso aparece en varios episodios. Por su increíble similitud y por su método criminal podemos identificarlo con Dennis Rader, un criminal que mató a 10 personas en veinte años y recién detenido en 2005.

Un personaje que no pasa indiferente en la primera temporada de Mindhunter Sin duda, es Edumd Kemper, el primer entrevistado por Holden, interpretado magistralmente por Cameron Britton. También conocido como el «Asesino de colegialas», Ed Kemper mató a más de 10 personas, incluidos sus abuelos, su madre y una amiga de su madre.

A este asesino le encantaba hablar y dar entrevistas. Esto ayudó a los agentes a comprender cómo investigar sus asesinatos y por qué lo habían matado. Su gran inseguridad en el establecimiento de relaciones con niñas y la difícil relación con su madre desencadenaron su sadismo.

Richard Benjamin Speck es otro de los escalofriantes asesinos que aparecen en la serie.. Se le podría llamar un «asesino en masa» en lugar de uno en serie, porque cometió varios asesinatos simultáneamente en el mismo lugar. Conmocionó al pueblo estadounidense cuando mató a ocho estudiantes de enfermería en un dormitorio de Chicago una noche.

Finalmente, Ben Miller es conocido como el «asesino de sujetadores». Detenido por matar al menos a cuatro mujeres entre 1967 y 1968. Tras llevarlos a su garaje, los mató y creó decorados fotográficos con sus cuerpos inspirados en imágenes publicitarias y de la cultura popular de la época. La escena del calzado es posiblemente el más surrealista de todos los encuentros entre agentes y delincuentes.

Algunas consideraciones sobre la primera temporada

La serie Mindhunter nos hace entender que algunos rasgos de personalidad se repiten con bastante frecuencia en delincuentes en general y asesinos en serie en particular. Esto no significa que una persona con estos rasgos ciertamente cometerá un crimen, pero las posibilidades aumentan enormemente si van acompañadas de una inclinación antisocial.

Está claro que el contexto en el que vives puede tener cierta influencia, pero muchos de los asesinos que aparecen en la serie fueron crueles desde temprana edad. Torturaron animales, golpearon a sus hermanos o exhibieron un comportamiento destructivo en la escuela.

Estos datos sugieren que la psicopatía es innata, como afirman muchos psiquiatras y psicólogos. Los resultados obtenidos con las técnicas de neuroimagen parecen apoyar la teoría de que la conexión entre emociones y decisiones es más débil en estos individuos.