Padres que abandonan a sus hijos: ¿por qué?

Padres que abandonan a sus hijos: ¿por qué?

¿Qué impulsa a un padre a abandonar a su hijo? Sabemos bien que este gesto deja profundas heridas en el niño, pero es justo entender qué hay detrás de esta difícil elección.

Hay padres que abandonan a sus hijos, padres y madres que en algún momento fallan en sus responsabilidades y deciden irse. Los casos de abandono infantil son muchos, diferentes y únicos al igual que las personas involucradas. Tal experiencia representa un trauma para el niño, pero también es cierto que algunas situaciones pueden tener razones subyacentes.

La pobreza y la escasez de recursos son a menudo las principales razones para tomar esta difícil decisión. En otros casos, es padres muy jóvenes que deciden dar a sus hijos en adopción o acogerlos a los miembros de la familia. En estos casos no podemos hablar de abandono real, pero ciertamente la sociedad tiende a juzgarlos como tales.

Estamos ante una realidad dura y polifacética en cuanto a motivaciones, situaciones y realidades particulares. Sin embargo, no podemos subestimar el alcance de estas experiencias en los niños. Crecer sin padre, llegar a la adolescencia sin la figura de una madre marca y deja huecos.

Porque hay padres que abandonan a sus hijos

En nuestra vida diaria a menudo nos encontramos con historias dramáticas que nunca deberían suceder. A pesar del progreso de la sociedad, el abandono de niños sigue siendo una realidad.

Incluso hoy en día hay recién nacidos que se encuentran en los lugares más absurdos, muchas veces como resultado de la triste realidad de madres que han tocado fondo, donde los servicios sociales no han podido llegar.

Abandonar a un niño nunca es una decisión temporal, no es una elección que se haga en cualquier momento. Generalmente, por tanto, es el resultado de una larga meditación y reflexión tras la cual, por el motivo que sea, optamos por la solución más trágica. Analicemos las razones más comunes.

Las dificultades económicas de los padres que abandonan a sus hijos

La pobreza y la exclusión social son las principales razones que llevan a un padre (o ambos) a abandonar a sus hijos. Es vital que la sociedad se identifique e intervenga en estas situaciones extremas.

Abuso de drogas, alcoholismo

El uso indebido de drogas y la exclusión social suelen ir de la mano. Sin embargo, también puede ser el caso de una pareja en la que uno de los padres se ha convertido en alcohólico. Se dice que los hijos de padres alcohólicos experimentan dos tipos de negligencia.

La primera tiene lugar en el hogar, cuando el desamparo, el desamor o incluso la violencia pueden actuar como prólogo de lo que sucederá pronto. Seguirá el abandono definitivo por parte de la familia.

Embarazos no deseados

Al preguntar por qué hay padres que abandonan a sus hijos, es importante tener en cuenta los embarazos no deseados. En este contexto, podrían surgir las situaciones más dispares. Los casos de violencia son un ejemplo, así como los embarazos de menores. Se trata de situaciones extremas, en las que muchos jóvenes se sienten solos y no saben cómo actuar.

Por otro lado, pueden surgir otras situaciones, como que las parejas descubran que están esperando un hijo. Mientras que uno de los padres acepta con entusiasmo esta noticia, el otro no la vive de la misma manera. Tarde o temprano podría optar por el abandono definitivo del hogar.

Escaping Ties: Padres inmaduros

Hay padres y madres inmaduros sin instinto maternal, padres que, en un momento determinado, deciden abandonar a sus hijos. No todo el mundo está preparado para asumir esa responsabilidad y, por mucho que busquen voluntariamente un hijo, la realidad demuestra que están abrumados.

En general, el abandono es más común dentro del primer año de vida, pero el padre o la madre inmaduros pueden tomar esta decisión en cualquier momento. Poco importa si los niños tienen tres, cinco o diez años, la decisión ya está considerada y optan por escapar de cualquier vínculo.

Problemas con la pareja: el abandono como solución para empezar de nuevo

Entre las diversas razones por las que algunos padres abandonan a sus hijos, es necesario profundizar en los problemas de relación. Los desacuerdos, las separaciones, los divorcios complicados, las dificultades encontradas en los intentos de pactar la pensión alimenticia o la custodia llevan a muchos padres a la solución más extrema: el abandono permanente.

Estas realidades son particularmente difíciles para los niños., que no solo son testigos del distanciamiento, las peleas y las tensiones entre los padres. En algunos casos, incluso pueden sentirse culpables por la fuga de sus padres.

Por otro lado, es común que el padre fallecido comience una nueva vida con otra persona, con quien forma una nueva familia. En estos casos no es seguro que se produzca un nuevo abandono. Es dramático, además de casi incomprensible, que las personas elijan no seguir formando parte de la vida de sus hijos debido a los desacuerdos con su pareja.

Para concluir, los motivos por los que una persona deja a su hijo son, en muchos casos, tan complejos como reprobables. Claramente hay situaciones que son comprensibles, mientras que otras deben ser condenadas. De cualquier manera, debe hacer todo lo posible para evitar que sucedan.

La ausencia de un padre deja un vacío infranqueable en la vida de un niño. Además, es una herida que no se cierra en la edad adulta. Tengamos eso en cuenta.