Prueba de Zulliger para selección de personal

Prueba de Zulliger para selección de personal

La prueba de Zulliger consta de tres tablas destinadas a evaluar los rasgos de personalidad y el equilibrio psicológico del individuo. Ésta es la prueba más utilizada para seleccionar personal.

La prueba Z o prueba de Zulliger es una prueba de tipo proyectiva ideada en 1942. A primera vista es casi inevitable no pensar en la prueba de Rorschach, con la que a menudo se confunde. Sin embargo, no sigue el mismo protocolo y también ofrece diferentes beneficios. Es fácil de aplicar y tiene parámetros interpretativos mucho más rápidos.

El objetivo de esta prueba es el mismo que el de cualquier otra herramienta proyectiva: describir rasgos de personalidad ocultos a partir del enfoque del propio psicoanálisis. Teniendo en cuenta este detalle, ya podemos adivinar que hoy en día puede ser objeto de más de una crítica, pero no por ello menos interesante. Se aplica principalmente en la selección de personal.

Un aspecto que puede ser significativamente ventajoso en comparación con otras pruebas proyectivas (como la figura bajo la lluvia, la prueba del árbol, la prueba de Murray) es que se basa en datos válidos y confiables. Las estadísticas realizadas al respecto dan a esta prueba una cierta fiabilidad, por lo que suele ser un buen aliado para el sector de Recursos Humanos.

Test de Zulliger: que evalúa, donde y como se aplica

No es casualidad que la prueba de Zulliger nos recuerde tanto a la prueba de Rorschach. Esta herramienta fue desarrollada por Hanz Zulliger, un psiquiatra suizo que fue alumno del propio Hermann Rorschach. El Dr. Zulliger se convirtió más tarde en un psicólogo infantil bastante influyente y defensor de la pedagogía psicoanalítica.

Antes de alcanzar la cima de su carrera, pasó varios años trabajando para Rorschach. Su objetivo era comprender y profundizar el estudio de la personalidad humana a través de la prueba de tinción. A ello hay que sumar un hecho decisivo ocurrido en su vida: el estallido de la Segunda Guerra Mundial y la necesidad de tener una prueba para la selección de los militares suizos.

Hans Zulliger se convirtió en una figura clave en este sentido. Administró el test de inteligencia, el test de personalidad y las propias tablas de Rorschach. Sin embargo, se dio cuenta de un aspecto: esta prueba era demasiado complicada y en ese momento se necesitaba fluidez, rapidez, efectividad y la capacidad de administrar la misma prueba a un promedio de 30 personas al mismo tiempo.

No pasó mucho tiempo para que se le ocurriera uno nuevo. Veamos sus características en detalle.

¿Qué evalúa la prueba de Zulliger?

La prueba Z o prueba de Zulliger es una prueba proyectiva. Qué significa eso? Significa que es una herramienta de la que podemos obtener numerosas respuestas subjetivas.

Estos parten de estímulos que despiertan la fantasía de la persona sometida a la prueba, así como su sensibilidad, sus deseos, sus rasgos de personalidad, etc.

  • Esta herramienta destaca por su fiabilidad y facilidad de aplicación.
  • Zulliger ideó una prueba con la que identificar rápidamente a personas sin problemas psicológicos y que mostraban una inclinación particular hacia roles específicos en el ejército.
  • Esta prueba también ayuda evaluar los procesos mentales: los miedos, la adaptabilidad social, el universo emocional y la capacidad de autocontrol.
  • Hoy en día, la prueba de Zulliger se administra en muchas oficinas de recursos umsnr para seleccionar al personal.

¿Cómo se hace la administración?

La prueba de Zulliger se puede administrar individualmente o en grupo. En ambos casos a la persona se le presentan tres tablas explicando que las figuras no representan ningún objeto en particular; sin embargo, generalmente evocan algo diferente en cada uno. Luego se pide al indulto que explique lo que sugiere cada mesa.

  • La primera placa presenta tonos de gris, blanco y negro.. Es el más compacto y debe sugerir un concepto único a la persona. Representa pensamiento profundo.
  • La segunda tabla es la más interesante, ya que muestra diferentes colores. (la mayoría de ellos muy animados), así como varias áreas diferenciadas. Es el más complejo, así como el que tiende a evocar un mayor número de sensaciones y emociones. En el momento de la evaluación suele representar aspectos como capacidad y orden, autocontrol, etc.
  • Finalmente, la tercera mesa juega con gris, negro y rojo. El dibujo siempre sugiere un cierto dinamismo y movimiento y está asociado a las relaciones sociales.

Una vez que haya escrito sus ideas, sentimientos o imágenes, es hora de hablar. Es necesario explicarle al psicoterapeuta o psicólogo lo que se ve en cada rincón y en cada detalle de los tableros.

¿Cómo se interpretan los resultados?

Para evaluar la prueba de Zulliger, se requiere cierto dominio y habilidad en su manejo. Por tanto, no puede ser administrado por nadie que no sea un experto en la materia.

  • No hay respuestas correctas o incorrectas.
  • Se analizan los datos de cada tabla, así como la forma en que la persona se expresa. Cuantos más detalles haya, más sensaciones, imágenes o experiencias sentirá el sujeto examinado, mayor será la puntuación. También se evaluará la originalidad, la coherencia psicológica, el autoconcepto, el estilo de pensamiento, etc.

Si bien es un recurso proyectivo y claramente subjetivo, permite tener una visión global del mundo interior y de la personalidad del candidato.

Hoy en día se suele utilizar en procesos de selección, junto con otras pruebas. La prueba de zulliger sigue siendo una herramienta fascinante en la actualidad.

  • Muñoz, Mora Luis. El Test de Zulliger: Evaluado bajo el Sistema Comprehensivo de Exner, Edición Digital.
  • Redondo, Ana Isabel. Estadísticos descriptivos en respuestas al Test de Zulliger en personas de 31 a 40 años, en situación de selección de personal.