Psicoanálisis y arte, un vínculo más allá del inconsciente

Psicoanálisis y arte, un vínculo más allá del inconsciente

Cuando hablamos de psicoanálisis y arte, nos referimos a dos disciplinas aparentemente diferentes pero sustancialmente relacionadas. ¿Por qué el psicoanálisis siempre ha tenido una relación privilegiada con la expresión artística?

La terapia psicoanalítica siempre ha estado ligada al arte, desde sus inicios. Por tanto, podemos hablar de psicoanálisis y arte como dos disciplinas estrechamente relacionadas.

Sigmund Freud es el fundador del psicoanálisis, que es la filosofía, la práctica terapéutica y la investigación que centra su atención en la intervención sobre el ser humano, especialmente los aspectos inconscientes. Freud mencionó el arte en varias ocasiones, incluso considerándolo una forma de expresión capaz de liberar la ansiedad.

El vínculo entre el inconsciente y el arte es ahora ampliamente reconocido.. Te proponemos que nos acompañes en este fascinante viaje.

La función del arte en la sociedad es construir; reconstruimos cuando hay peligro de colapso «.

– Sigmund Freud –

Psicoanálisis y arte en tiempos de Freud

Freud tenía una conexión muy especial con el arte. Pasó muchas horas visitando museos, apreció y se sintió atraído por numerosas expresiones artísticas y coleccionó esculturas. En algunas cartas confesó su admiración por algunos escritores, entre ellos Cervantes.

Algunos de sus análisis nacieron de su aprecio por las obras literarias y mitológicas, que encontramos recogidas en sus ensayos. Yo soy un ejemplo El complejo de Edipo, El poeta y la imaginación, Dostoievski y el patricidio, Un recuerdo de infancia de Leonardo da Vinci.

Freud también nos dejó un legado importante prueba del vínculo entre psicoanálisis y arte. Veamos sus principales aportes:

  • Discusiones sobre el origen del arte, los mitos y la cultura.
  • Análisis de la relación entre creador y obra de arte.
  • Efecto de la obra de arte en el espectador.
  • Intención del artista.
  • Concepto de sublimación.

Freud se sumergió en el arte hasta tal punto que quedó profundamente condicionado por él.. Definió al artista como aquel que encontró el camino de regreso a la realidad. Pero también como alguien que posee la extraordinaria capacidad de dar forma a la materia hasta convertirla en una copia fiel de la representación de las fantasías.

Entonces vio el artista como individuo capaz de transformar los instintos en realidad a través del arte. Capaz de dirigir sus impulsos hacia algo estético o socialmente aceptable.

Por otra parte, Freud sugirió un gran parecido entre artista y analista. Ambos trabajan sobre un mismo tema, pero de diferente manera: el psicoanalista a través del análisis y el artista a través de sus obras.

De la angustia a la creatividad

Gracias a su interés por el mundo del arte, Freud llegó a definir el concepto de sublimación. Es un mecanismo de defensa que permite llevar el objeto sexual a una meta superior y un mayor valor social.

En otras palabras, el arte sería una forma de dirigir nuestros impulsos a través de un vehículo socialmente aceptado. A partir de esto, los herederos de Freud han seguido enfatizando esta transformación de nuestros impulsos y mecanismos inconscientes.

Varios psicoanalistas, de hecho, comenzaron a ver el arte como una especie de vehículo lo que facilita la movilización, en este caso de ansiedad. Una forma de transformar el dolor.

Más tarde se estableció que el arte es también un medio para organizar el vacío. Los impulsos son vacío y el arte es un contenedor. En otras palabras, con el arte transformamos la ansiedad, los impulsos y otros mecanismos inconscientes.

De esta forma, convertimos lo que llevamos dentro en algo más digerible para nuestros ojos y los de los demás. Canalizamos lo que sentimos y lo transformamos en un producto artístico.

Terapia psicoanalítica y arte

Según el psicoanálisis, el arte puede ser una ayuda válida en los trastornos mentales, porque a través de él el individuo se desprende de los primeros lazos con su ego y comienza a esclarecer lo que sucede dentro de sí mismo.

Al mismo tiempo, La expresión creativa se ve como una forma de alivio, como el alcohol que puede limpiar las heridas. Una ayuda terapéutica de inestimable valor debido a la ausencia de restricciones. Actualmente son muchos los psicoanalistas que utilizan el arte como herramienta en terapia.

Psicoanálisis y arte

Son varios los psicoanalistas que se han acercado al mundo del arte. Para nombrar unos pocos:

  • Rango de Otto: ve el arte como una forma de superar las ansiedades.
  • Donald Winnicott: el arte es un medio que ayuda a dar o encontrar el sentido de lo que hacemos.
  • Melanie Klein: expresión artística como herramienta para reorganizar la estructura de la mente.
  • Wilfred Bion: el arte como forma de contener la angustia.
  • Jacques Lacan: una herramienta para organizar y calmar el vacío que sentimos, un medio de comunicación capaz de conectar directamente con el inconsciente.

El psicoanálisis y son dos esferas estrechamente relacionadas. Ambos aferentes al ser humano, pueden extraerse de lo más profundo. Un lienzo en blanco para comprender e integrar el sufrimiento en la historia personal.

«Hay una forma de volver del mundo de la fantasía a la realidad, se llama arte».

– Freud –

  • Bayro-Corrochano, F. (2012). Reinventamos un niño a través de la forma tridimencional: Roberto con la Gorra. Revista Ces Psicología 5 (1), págs. 102-111.
  • Castro, MA (2015). Psicosis, psicoanálisis y arte.
  • Freud, S. (1982). Ensayos sobre arte, literatura y lengua (4ª ed.). Turín: Boringhieri.