¿Puede un gato comer comida para perros?

Elegir la comida adecuada para tu mascota puede ser una tarea ardua. Hay muchas opciones de marcas en el mercado, además de los distintos tipos. Además, a veces puede suceder que su mascota no se adapte al nuevo alimento; ya sea porque no le agrada el gusto, o porque está muy acostumbrado a un tipo de comida que no le conviene.

No es tan raro ver a los gatos alimentarse con comida para perros, y viceversa. Sin embargo, los gatos y los perros tienen necesidades nutricionales muy diferentes. Dada la diversidad biológica entre las mascotas, las raciones de estos animales se diseñan según el organismo de cada uno, priorizando determinadas sustancias frente a otras, según las necesidades del animal.

Así que, si estás pensando en sustituir la comida habitual de tu gato por una comida para perros, o si ya has notado que tu gato suele comer grandes cantidades de la comida de tu perro, ¡presta atención a los siguientes consejos! Esta sustitución de alimentos puede causar problemas gastrointestinales, renales y hepáticos, ¡que pueden ser letales para tu coño!

Omnívoros y carnívoros

Una de las principales diferencias entre los hábitos alimenticios de perros y gatos es el hecho de que los perros son animales omnívoros y los coños son estrictamente carnívoros. Esto significa que, aunque los perros pueden seguir una dieta rica en carne y proteínas animales, pueden disfrutar de los beneficios de las frutas, verduras y verduras.

Por otro lado, los gatos, al ser exclusivamente carnívoros, necesitan una cantidad mucho mayor de proteínas y grasas en su organismo. Por lo tanto, preste atención a las etiquetas de los envases de la comida para gatos y compruebe los valores nutricionales. Algunos pueden traer verduras, como el arroz, en su composición, pero en menor proporción que en la comida para perros.

Los gatos necesitan taurina

Uno de los componentes presentes en la comida para gatos (y ausente en la mayoría de los alimentos caninos) es la taurina. Este aminoácido es extremadamente importante para los gatitos. Además de ayudar al funcionamiento del músculo cardíaco, juega un papel fundamental en el buen funcionamiento de la visión, en el sistema digestivo y también en la reproducción de los coños. Como no producen esta sustancia, la adquieren a través de los alimentos.

Una dieta baja en taurina puede provocar numerosos problemas de salud para tu felino. Los gatos que a menudo se alimentan de comida para perros, o aquellos alimentados por sus dueños con una dieta vegetariana, tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades. Entre ellos, se enumeran la insuficiencia cardíaca, los cambios congénitos, la baja inmunidad y la pérdida de la visión.

Evitar que mi gato coma comida para perros

Los dueños de mascotas que tienen gatos y perros viviendo en el mismo espacio a menudo pueden encontrar este tipo de problema. Una forma de evitar que su gato se alimente incorrectamente de la comida de su perro es establecer horarios para que cada mascota se alimente.

Sin embargo, se sabe que los gatos no son animales que se alimentan a una hora determinada. Por ello, se recomienda dejar macetas pequeñas con el pienso felino esparcidas por la casa. También puedes definir un lugar en tu casa para servir exclusivamente comidas para tu perro, evitando que el gato se acerque en estos momentos. Tan pronto como su perro termine de comer, retire los restos de comida del tazón y límpielo bien. De esta forma, los gatitos no tendrán contacto con los restos de este alimento.

También te puede interesar
  • ¡Estas plantas pueden intoxicar a tus mascotas! Saber cual
  • ¿Dieta vegana para perros? Aprenda cómo hacerlo y sus beneficios.
  • Cuidado: estas frutas pueden dañar a tu perro

¡Recuerda que la alimentación es la base de una vida sana para tu mascota! Si tiene más preguntas, consulte a un veterinario. ¡Él te guiará de la mejor manera posible!