Ser despedido poco después de encontrar un trabajo

Ser despedido poco después de encontrar un trabajo

Ser despedido poco después de encontrar un trabajo es una experiencia que le sucede a mucha gente. La sorpresa, la impotencia ante esta situación y, sobre todo, el hecho de tener que encontrar un nuevo trabajo puede tener un impacto psicológico muy fuerte en la persona.

«Me despidieron. No hace ni quince días que me contrataron y, de repente, sin entender por qué, me dijeron esta decisión». Ser despedido poco después de encontrar un trabajo es una situación que ocurre más a menudo de lo que pensamos. Más allá de los aspectos legales de la terminación del contrato de trabajo, a menudo no tenemos en cuenta un elemento importante: el coste psicológico de esta decisión.

Todos sabemos que nuestras vidas están marcadas por comienzos y finales que a menudo conciernen al mundo del trabajo, o experiencias que nos condicionan para bien o para mal. Dedicamos gran parte de nuestro tiempo al trabajo, lo que contribuye a nuestro crecimiento y desarrollo personal. A veces, sin embargo, este aspecto de nuestras vidas se detiene.

Ser despedido no es sólo un choque emocional y personal, a menudo los problemas que enfrentamos van más allá del aspecto económico. Nuestra autoestima se ve mermada y nuestra autoconcepción cambia. Además, disminuye nuestro sentido de la competencia. Estos sentimientos pueden ser a veces más intensos y desestabilizadores cuando el despido se produce durante el período de prueba o unas semanas después de la firma del contrato.

Después de esta inesperada interrupción, la persona debe entender y asimilar ciertos aspectos. Puede suceder que nuestro desempeño no satisfaga las necesidades de ese puesto de trabajo específico, pero en otros casos pueden surgir realidades más complejas, como desacuerdos entre colegas o incluso una repentina falta de interés por parte del empleador en mantener la colaboración. Sea cual sea la causa, es un golpe grave para el trabajador.

Ser despedido durante el período de prueba… ¿Es mi culpa?

Si te despiden, es natural que te sientas frustrado y desanimado. Sin embargo, necesitas recuperar tu orgullo y empezar a enviar tu currículum a otras compañías al día siguiente sin perder tiempo. Necesitas pasar la página y concentrarte en encontrar otro trabajo, mejor si es posible.

Suena fácil cuando lo dices así, pero no es realmente fácil. Nadie reacciona tan rápido. En estas circunstancias es normal sentir ira y decepción durante semanas y es casi imposible encontrar la fuerza para volver a empezar de inmediato. También es más complejo cuando el despido se produce durante el período de prueba.

Buscando un «por qué»

Por lo general, cada nuevo empleado comienza a trabajar con entusiasmo y motivación. La economía, el mercado laboral y las macroestructuras no facilitan la búsqueda de trabajo. En promedio, toma de tres a seis meses.

Como resultado, cuando encontramos un trabajo, nos abruma una mezcla de emociones, ansiedad y el deseo de que el empleo sea estable y duradero. Ser despedido durante el período de prueba al principio crea vergüenza y consternación. Normalmente, la persona quiere saber por qué fue despedida. Puede ser:

  • Sus capacidades no reflejan las características requeridas por la posición.
  • No se la considera lo suficientemente competente.
  • La persona no ha recibido un entrenamiento previo adecuado para la tarea. No han sido entrenados adecuadamente, no se les ha dicho lo que les espera y no se les ha mostrado cómo realizar ciertas tareas. Esto conduce a errores durante el período de prueba.
  • Desacuerdos y dificultades para adaptarse a un entorno de trabajo complejo.
  • Hay otra realidad muy común: la compañía puede decidir que esa posición no es necesaria. Si eres despedido poco después de ser contratado, una de las causas puede ser la mala gestión de la empresa, que decide que puedes rescindir un contrato de trabajo incluso antes de ser contratado.

Ser despedido poco después de encontrar un trabajo: ¿qué hacer?

Perder un trabajo no es fácil. Y lo es aún menos cuando el despido se produce unos días después de la contratación. Todos los proyectos dejan de existir repentinamente. Te encuentras sin ingresos financieros y obligado a encontrar un nuevo trabajo. Una búsqueda que puede llevar varios meses. En tal situación es aconsejable seguir ciertas pautas.

Formas de hacer frente a un despido imprevisto poco después de firmar un contrato de trabajo

El primer paso es entender por qué te despidieron. Es bueno saber dónde nos equivocamos y si es nuestra responsabilidad. Si se debe a factores externos, es mejor aceptar lo que pasó.

Si no pasamos página, aumentaremos nuestro sufrimiento y nos sentiremos víctimas. También disminuirá nuestra autoestima y cambiará la imagen que tenemos de nosotros mismos.

  • Démosle una semana de descanso. Llevará unos días manejar, asimilar y expresar emociones como la ira y la tristeza. Descansar el cuerpo y la mente puede ser de gran ayuda.
  • Le recomendamos que hable con sus amigos y familiares. Encontrar apoyo, sentirse comprendido y ser consolado, sin duda le dará alivio.
  • Restaura y refuerza tu autoestima. Intenta recordar lo que has logrado en el pasado o de lo que te sientes orgulloso. Un despido es un incidente específico y aunque sea una experiencia desagradable, vale mucho más.
  • Necesitas tomar una actitud proactiva. Si te despiden, lo último que debes hacer es quedarte quieto, quejarte y obsesionarte con lo que pasó. Lo ideal es buscar un nuevo trabajo, posiblemente uno diferente, y explorar su red de conocimientos. Intenta encontrar otros tipos de trabajo y de alguna manera reinventarte.

Ser despedido durante el período de prueba puede ser confuso y desconcertante. Sin embargo, ocurre más a menudo de lo que podríamos pensar.

Estos episodios ponen de relieve la importancia de aspectos como la formación preventiva del trabajador por parte de la empresa o para hacer una mejor selección para que las habilidades que buscas respondan a las necesidades reales del negocio. Ciertamente es una experiencia dolorosa, pero también te ayuda a crecer.