Sistema de creencias

La creencia es todo lo que se cree que es verdad. Vive instalada en el inconsciente y también domina su trayectoria vital. Todo lo que se cree, inevitablemente se hace realidad. Tarde o temprano, tu realidad será compatible con tus creencias.

¿Qué crees? ¿Crees en el éxito profesional y la mala suerte en el amor? ¿Crees que en la vida todo es difícil y que el ser humano no tiene camino? Identificar tus creencias es super simple, solo mira tu vida. Es eso mismo. Pregunta si todas las áreas están en crecimiento, evolución, abundancia y prosperidad. ¿No? Allí, significa que en esta área tienes una creencia limitante.

La creencia limitante se disfraza de verdad, por ejemplo: el dinero está sucio. El dinero es el mal de la sociedad. Rico es corrupto. No puedes ser rico e ir al cielo. El hombre es todo lo mismo. Ya no existe una relación duradera. Soy demasiado joven / viejo para hacer tal cosa. ¿Ha identificado alguno? Con este sistema de creencias, la persona creará naturalmente un rechazo y eliminará todas las formas posibles de crecimiento y evolución.

Vale la pena mencionar que puedes desear conscientemente dinero, por ejemplo, pero si en el inconsciente tienes una creencia en el rechazo de la ganancia del dinero, ¿adivina qué pasará? Escasez, carencia, miseria, etc. Así como también puede querer una relación amorosa, por ejemplo, pero si tiene una creencia contraria en el inconsciente, la relación amorosa no sucederá.

Tabla de contenidos

También te puede interesar

El consciente representa solo del 5 al 12% y el inconsciente permanece con el 95 al 87%, según la psicología. El consciente es la percepción del “yo”, el ser pensante, la razón y la racionalización. Sin embargo, en el inconsciente se registra todo lo que sucedió, sintió y vivió hasta hoy. Todas las creencias, dogmas, tabúes, miedos, fobias, recuerdos, dolores, impulsos y paradigmas se encuentran ahí en el inconsciente.

Sin embargo, el cerebro humano es una máquina superpoderosa y eso significa que podemos identificar y modificar nuestras creencias. La identificación se hace como expliqué anteriormente, solo mira tu vida y ve qué área no está en constante crecimiento, y para la modificación existen varias técnicas y hoy quiero compartir el poder de las afirmaciones positivas.

Las afirmaciones positivas repetidas diariamente crean nuevas conexiones neuronales o neuroasociaciones. En otras palabras, al repetir una oración el cerebro procesa la información y con la repetición, el inconsciente la acepta como una nueva creencia, es decir, una nueva verdad. Por ejemplo, suponga que ha identificado una creencia que limita su trabajo y que cree que no es posible trabajar como el que ama y que le paguen bien por ello. La idea aquí es crear una oración contraria a esa creencia, y así crear una creencia edificante. Siguiendo el ejemplo, la declaración positiva se vería así: “Vivo mi propósito, amo mi trabajo y me pagan bien por ello” y eso es todo.

Hago hincapié en la importancia de repetir diariamente y persistir con la afirmación positiva para crear una nueva creencia, y durante 21 días. Los estudios de Phillippa Laly, del University College London, dan fe de la efectividad de la teoría de los 21 días. Esta Teoría explica que el cerebro humano necesita al menos 21 días para crear una nueva neuroasociación, es decir, aceptar y procesar una nueva creencia o hábito. Es el mínimo, pero siempre recomiendo mantener la declaración hasta que sienta y note el cambio.

Recuerda que cuanto más hagas, más sinapsis crearás y más neuroasociaciones tendrás. El hábito es la clave del éxito.