¿Sufres de ansiedad?

UNA la ansiedad se manifiesta en el cuerpo y la mente. Es una preocupación por el futuro que, cuando se exagera, puede convertirse en un trastorno psicológico.

Genera en la mente malestar, angustia, nerviosismo, pensamientos excesivos y síntomas físicos como taquicardia, temblores, sudoración, tensión muscular, náuseas, dificultad para respirar y mareos.

En algunas ocasiones es natural que la ansiedad nos lleve, al fin y al cabo es una reacción emocional en momentos de inseguridad, que traemos de nuestros antepasados ​​y que de alguna manera nos sirve de defensa. El cerebro emocional o límbico, presente en todos los mamíferos, responde a estímulos externos para sobrevivir.

La ansiedad pone al cuerpo en alerta para reaccionar ante una situación estresante. Cuando un animal se enfrenta a un peligro, su cuerpo se prepara para atacar o huir. Para ello, se liberan hormonas como la adrenalina y el cortisol, que alteran el metabolismo y preparan la reacción ante un peligro inminente.

Recuerda momentos de ansiedad como el comienzo de una relación romántica, una entrevista de trabajo, un evento importante. Atrapado en el tráfico, enfrentando un problema de salud u otra adversidad.


shutterstock_180177260-2
Sin embargo, cuando la ansiedad va más allá y llega a dominar el día a día, sin un peligro real que lo justifique, ¡es hora de cuidarse!

El trastorno de ansiedad deteriora la calidad de vida, haciendo de la rutina diaria un gran tormento.

No siempre nos damos cuenta de lo ansiosos que estamos. Puede aparecer disfrazado como un rasgo de personalidad normal, logrando gradualmente una salud completa.

La preocupación por los acontecimientos venideros y la obsesión por querer controlar la vida alimentan la ansiedad.

Además de provocar desequilibrios para el cuerpo y la mente, la ansiedad también daña las relaciones interpersonales familiares, profesionales y amorosas.

No puedes controlar a las personas, las relaciones y el futuro todo el tiempo. Solo podemos ser responsables de hacer nuestra parte.

¿Por qué sentimos ansiedad?

El miedo es la causa de la ansiedad. Falta de confianza en ti mismo y en el futuro. Dejamos de vivir en el momento presente, desperdiciando nuestra energía en algo que aún no ha sucedido.

¿Cómo curar?

El camino para curar el trastorno de ansiedad debe basarse en el entendimiento de que solo podemos cambiar el futuro si nos enfocamos en el presente. El único momento real que tenemos es el aquí y ahora.

Nuestro cuerpo está bajo el control de la mente y si envía señales de ansiedad creerá lo que le ha sido transmitido.

Trastornos de ansiedad mayores

Síndrome de pánico, fobias, estrés postraumático, ansiedad generalizada, TOC

Prácticas para ayudar a curar la ansiedad

La terapia transpersonal trabaja con psicoterapia oriental, yogoterapia, expansión de la conciencia y varias técnicas que brindan recursos para cambiar el patrón mental y emocional. Entre tantas herramientas, te daré la práctica a continuación:

Meditación respiratoria
  • Concentre su atención en su flujo respiratorio;
  • Observe su respiración sin interferir con el flujo;
  • Tenga en cuenta si es superficial o profundo;
  • Mira, solo mira;
  • Cada vez que se distraiga, observe la distracción y vuelva a enfocar su flujo de respiración;
  • Cuando termine, respire profundamente y déjelo exhalar lentamente;
  • Practica a diario durante al menos 10 minutos.

¡Ser amado!