Tecnología avanzada en la Antigüedad

Aunque según la historia oficial, que todos estudiamos en algún momento -algunos más y otros menos-, el ser humano de hace miles de años era poco menos que un pobre picapiedra… las evidencias, cada vez mayores, parecen indicar todo lo contrario.

Anuncios publicitarios

Cada vez existen más pruebas de que el ser humano, hace miles de años, poseía conocimientos y tecnología que hoy ni podemos imaginar.

Tecnología avanzada en la Antigüedad

Tecnología avanzada en la Antigüedad

Construcciones antiguas inexplicables como las pirámides de Egipto -por no citar el resto de pirámides extendidas por todo el planeta-, máquinas voladoras descritas claramente en textos hindús de más de 5000 años de antigüedad (las vimanas, descritas en el Mahabharata y otros poemas épicos de la India que hablan de antiguas guerras en los cielos), asombrosos cálculos astronómicos (como los realizados por la civilización Maya), etc…

Anuncios

Todas las anteriores, además de un sin fin de otras pruebas, parecen ser evidencias suficientes para hacernos cuestionar la historia que siempre nos han contado.

La Biblia, al igual que tantos otros textos antiguos, también relata extraños fenómenos que desde el punto de vista actual solamente podrían explicarse por la existencia de una tecnología muy avanzada (como la destrucción de Sodoma y Gomorra, con armas nucleares o similares; la nube en la que viajaba Yavhé y que protegió a los israelitas en su éxodo por el desierto, etc…) o por un milagro producto de la intervención divina

La pregunta es:

¿Por qué esos textos antiguos tan influyentes en nuestro mundo hasta el punto de dar lugar a todas las grandes religiones y creencias que hoy perduran se toman tan en serio para unas cosas y tan de broma para otras?

¿Acaso no es más lógico creer que disponían de  tecnología avanzada que creer que esos hechos inexplicables eran milagros hechos por Dios?

Aunque parezca algo increíble, en pleno siglo XXI, sigue siendo más aceptada la interpretación de estos textos antiguos basada en “milagros” y “prodigios hechos por Dios” que la interpretación basada en la lógica y el sentido común.

Como estos textos antiguos fueron escritos por hombres que vivieron hace miles de años, es normal y comprensible que sus autores no fueran capaces de comprender muchos de los fenómenos que narraban, siendo para ellos verdaderos milagros, como lo sería ver un teléfono móvil de última generación de los que hoy usamos.

En la actualidad nosotros no creemos que usar esta clase de aparatos sea un milagro, ni magia, ni nada parecido… solo tecnología.

Sin embargo, curiosamente, seguimos interpretando los textos antiguos de la misma forma que lo hacían aquellos que los escribieron en su momento, en lugar de hacerlo con la mente abierta, desde el punto de vista del hombre del siglo XXI… recurriendo a explicaciones científico-tecnológicas, más que a explicaciones mágico-religiosas.

Pero al margen de razonamientos filosóficos o teóricos… están las pruebas sólidas  que nadie puede negar:

¿Que pasa con aquellas pruebas que aún existen, que están ahí y son físicamente tangibles, visibles y medibles? (Como las pirámides de Egipto, por ejemplo… cuya construcción es poco menos que “un milagro” pues aún en la actualidad sería una misión realmente complicada y es aún un verdadero misterio).

¿Acaso no son pruebas suficientemente grandes?

Nota: cuando alguien con la tecnología actual -o futura- construya una réplica exacta de la gran pirámide de Keops… empezaré a considerar la posibilidad de que sean obra de humanos, hasta hoy nada parece indicarlo (y mucho menos de humanos picapiedras).

Anuncios

ESCRIBE UN COMENTARIO

  1. Guillermo, comentó hace 3 años:

    Para med, que los del Bilderberg inviten a nuertso ministro de economeda descarta de plano el que este9n maquinando una conspiracif3n para la dominacif3n mundial. Nadie con objetivos tan pe9rfidos y megalf3manos invitareda a participar en ellos a alguien tan incompetente como nuertsos gobernantes.