Tener más energía con el poder de las piedras

Para nadie es un secreto que cada uno de los elementos que hace vida en la Tierra, tiene una energía particular que se corresponde con sus propiedades (en el caso de los artículos materiales) y su personalidad (en el caso de los individuos); una muestra específica de ello son las características curativas y renovadoras de energía que presentan las piedras, consideradas como una manifestación física de la energía creadora.

Anuncios publicitarios

Tener más energía con el poder de las piedras

Lea también:

Sin embargo, el poder de las piedras no actúa de la misma forma con todas las personas, pues una piedra de Ágata puede funcionar perfectamente bien para un ser humano, pero ser un agente neutro frente a otros individuos, por este motivo consideramos importante que mantengas presente los años de estudios que se han llevado a cabo hasta el presente antes de seleccionar la piedra que más va contigo.

Anuncios

Por supuesto, en este punto vale la pena destacar la importancia de la energía y las vibraciones del entorno, ya que ambas funcionan como grandes influenciadoras en los estados de salud y bienestar tanto emocional y psíquico como físico.

Una curiosidad importante dentro de lo que implica el poder de las piedras, es que su elección depende únicamente de ti, puesto que aunque muchas personas puedan recomendar la utilización de alguna basándose en tu personalidad, tu fecha de nacimiento o lo que transmites; lo cierto es que el elemento que realmente funciona contigo, es aquel que te genera cierta atracción de forma consciente o inconsciente, esto quiere decir que, aunque no sepas la razón por la cual determinada piedra llama tu atención, existe una fuerza interna dentro de ella y dentro de ti que inevitablemente están conectadas.

Ahora bien, entre los dos tipos de piedras más energéticas se encuentran las proyectivas y las receptivas. Las primeras son las que guardan relación con las temperaturas calientes, el día, el verano, la electricidad y la actividad, incluyen los elementos de aire y fuego, generalmente tienen colores brillantes (naranja, amarillo, rojo o dorado) aunque también pueden ser transparentes, son pesadas y se utilizan para incrementar la energía mental y física de la persona, así como para apartar el mal, enfrentar enfermedades, alejar las energías negativas y atraer la suerte, el éxito, la valentía y el coraje ante cualquier situación cotidiana.

Los modelos más conocidos dentro de las piedras proyectivas son el diamante, el ámbar, el citrino, el rubí, la obsidiana, la turmalina, la cornalina, el topacio, el ojo de tigre, el jaspe rojo, la ágata negra, la calcita naranja, el granate, la mica y la venturina.

Mientras que el poder de las piedras que tienen características receptivas se relaciona con las temperaturas frías, la noche, el invierno, la tranquilidad y el magnetismo, comprenden los elementos de tierra y agua, casi siempre tienen colores verdosos, azulados, púrpuras, rosados, grises, blancos o negros, poseen agujeros naturales y se utilizan para estabilizar los ambientes, favorecer la conexión entre la mente y el cuerpo, atraer amor, amistad y dinero, obtener sabiduría y solucionar conflictos emocionales; las más conocidas son la aguamarina, el jade, la malaquita, la amatista, la esmeralda, el cuarzo rosado, el zafiro, la turmalina rosada y el azabache.

Anuncios

ESCRIBE UN COMENTARIO