Terapia Transpersonal: el camino de la sanación integral

PAGSLas enseñanzas y los sentimientos, los condicionamientos y las creencias, que traemos como equipaje de esta y otras vidas, reflejan nuestro estado actual de salud o desequilibrio. El espíritu impone su condición y limitaciones al cuerpo y la mente.

UNA Terapia Transpersonal Integrativa tiene como objetivo tratar el ser holístico, incluyendo las dimensiones energética y espiritual. Trascendiendo las barreras del ego, ampliando la conciencia habitual y explorando el sexto sentido que nos conecta con las esferas sutiles, activando nuestra capacidad de autocuración.

Somos espíritus que actúan sobre la materia densa, rodeados de capas de energía en diversos grados de densidad que se interpenetran y son responsables de mantener el flujo armonioso de la vida. Por tanto, las enfermedades físicas y los trastornos psicológicos reflejan los desequilibrios del alma, que es la unión del espíritu con el cuerpo.


Imagen

imagen tomada de internet

Atrapado en las raíces profundas de las vivencias pasadas, el espíritu cristaliza sus heridas, resentimientos, relaciones problemáticas, inquietudes, miedos que lo afectan y se convierten en enfermedades. Depresión, ansiedad, síndrome de pánico, trastorno bipolar, TOC, esquizofrenia y muchas otras etiquetas psicopatológicas.

A diferencia de la psicología convencional que restringe la adecuación del ego, que es nuestra identidad superficial y fragmentada; el enfoque transpersonal también se ocupa del espíritu, causa primaria en la formación del ser y su salud. Sin límites religiosos o científicos.

Las consultas se realizan utilizando técnicas psicoterapéuticas taoístas orientales, budistas y ayurvédicas. Bioenergética, orientación oracular y canalización mediumnística. Prácticas para expandir la conciencia, reconectarse con la esencia espiritual y las fuerzas telúricas. Un viaje de autoconocimiento y despertar de la conciencia.