Todo lo que necesita saber sobre el difusor de aroma

¿Alguna vez te has imaginado volver a casa y encontrar aromas agradables que te den placer? ¿Sabes cómo puedes ganar este obsequio casi diario? ¡Con difusor de aroma! No sé si lo sabes, pero las fragancias tienen la capacidad de «tocar» nuestras emociones, dándonos cierta tranquilidad, dándonos coraje o incluso haciéndonos recordar buenos recuerdos.

Los difusores de aroma se usan comúnmente en sesiones de aromaterapia, un tipo de terapia que usa fragancias para promover el bienestar, pero, con el éxito que han adquirido a lo largo del tiempo, se han ganado el corazón de muchas personas a las que les gusta involucrarse aromas en sus propios hogares. Además de perfumar un ambiente, una fragancia colocada en un difusor de aroma puede proporcionar numerosos beneficios para la salud física y mental. ¡Continúa leyendo el artículo y responde a todas tus preguntas sobre los diferentes tipos de difusores de aroma!

¿Qué es un difusor de aroma?

En general, un difusor de aromas es un dispositivo o utensilio que libera aromas en un ambiente determinado a partir de esencias, aceites o barras; todo dependerá del tipo de difusor utilizado.

¿Cómo utilizar el difusor?

Como se mencionó anteriormente, existen varios tipos de difusores, y para cada uno existe una forma específica de uso. Vea cinco ejemplos a continuación:

1. Varillas: el difusor de aroma en barra es un tipo de difusor muy simple. Es más adecuado para decorar y aromatizar ambientes de una manera más sutil, pero con efectos prolongados. La evaporación de los aromas de este difusor se produce a partir del alcohol contenido en la composición de la esencia, que es donde están relativamente sumergidas las varillas. Extremadamente práctica, la opción con varillas es súper simple de usar: pondrás las varillas en contacto con el líquido, que generalmente está en un recipiente cerrado, tu única tarea será invertir periódicamente su posición.

2. Difusor de velas: mucho más antiguo y común, las velas también forman parte de los difusores de aroma. El difusor de velas suele estar hecho de cerámica o arcilla y produce los aromas calentando la vela en su base. Esta es una opción muy sencilla: compras el difusor, una vela de tu elección y la esencia. Luego ponga la fragancia en la base y encienda la vela. Además de perfumar el ambiente, la llama de la vela también proporciona una atmósfera más relajante.

3. Difusor eléctrico: considerado uno de los difusores más prácticos, ¡el difusor eléctrico es el favorito de muchas personas! Para usarlo, solo necesita agregar de 7 a 14 gotas de aceite esencial en el lugar indicado y enchufarlo a un tomacorriente. ¡Pero debes saber que no es porque sea eléctrico que aumentará el valor de tu factura de luz! Los difusores eléctricos son extremadamente económicos, compactos y consumen poca energía. La difusión del aroma se produce a partir del calor proporcionado por la electricidad.

Son ideales para todo tipo de ambientes, pero tienen una pequeña desventaja: los aceites se evaporan rápidamente, lo que significa que el ambiente será extremadamente fragante, pero también que la esencia debe reponerse en un cierto período de tiempo (aproximadamente cada 4 horas). horas).

4. Difusor ultrasónico: este tipo es uno de los mejores modelos disponibles actualmente, pero también es uno de los más caros del mercado. El difusor ultrasónico no necesita calor para evaporar los aromas. Por tanto, mantiene todas las propiedades del aceite esencial, haciendo posible que disfrutes de todos los beneficios que puede promover.

Funciona de la siguiente manera: mezclas el aceite esencial en el agua, lo colocas en el lugar indicado, y esta mezcla sufrirá algunas vibraciones. Así, además de difusor, también se convierte en depurador y humidificador de ambientes.

5. Difusor personal: ¡esta es una opción para llevar en tu bolso, bolsillo o collar! El difusor personal consiste en un pequeño recipiente hecho para contener unas gotas de algún tipo de aceite esencial. Generalmente se usa como collares, pero también se puede guardar en otro lugar.

¿Cuál es el mejor difusor de sabor?

A la hora de elegir un difusor de aroma, puede que te preguntes: ¿cuál es la mejor opción? ¡Sepa que todo depende de su objetivo! Como se dijo aquí, algunos son aptos para entornos más pequeños, otros para lugares más grandes, algunos son más caros … ¡todo depende!

Si tu intención es un difusor para perfumar un ambiente pequeño que te brinde tranquilidad y que sea rentable, ¡elige el difusor de velas! Si tu deseo es mantener tu hogar siempre perfumado, sin preocuparte por recambios ni vigilar tu difusor, ¡apuesta por las varillas! Si buscas practicidad y rapidez, ¡la eléctrica es perfecta! Pero, si quieres una opción más completa, quieres aprovechar todas las propiedades de los aceites elegidos y no te importa gastar un poco más, ¡compra el difusor ultrasónico! Y, por supuesto, si quieres llevar los aromas contigo, ¡compra el difusor personal!

¿Cuáles son las mejores esencias para el difusor de aromas?

La elección de esencias varía mucho según tu objetivo y el entorno en el que quieras utilizar el difusor. Lo primero que debe hacer es decidir el ambiente a aromatizar; luego, busque las esencias que puedan proporcionarle las sensaciones deseadas. ¡Consulte algunos consejos esenciales de la elección de entornos!

Habitación: la habitación es un ambiente que promueve la tranquilidad y la calidez. Es el lugar que suele ser el destino después de un largo día de trabajo: en cuanto llegamos a casa, ¡nos sentamos en el sofá para relajarnos! Por ello, conviene optar por aromas más relajantes, que nos recuerden buenos recuerdos, como vainilla, lavanda o menta.

Cocina: la cocina es un ambiente que no se puede aromatizar con perfumes muy fuertes. Las mejores opciones son las esencias que hacen referencia a la comida, al fin y al cabo, es en la cocina donde preparas tu comida y, a menudo, haces algunas comidas. Por tanto, los aceites esenciales de cítricos pueden aportar buenas vibraciones al medio, así como los de chocolate o canela, por ejemplo.

Cuarto: ambiente de relajación y descanso, necesita aromas que promuevan el bienestar y la comodidad. ¡Los aceites con esencias de madera, jazmín y lavanda son opciones perfectas! Si, por casualidad, la habitación es para un niño, ¡opta por las esencias de frutas!

Baño: ¡el baño es un ambiente que necesita exhalar limpieza! ¡Las esencias de pino, jazmín y otras flores son las mejores opciones!

Oficina: ¡algunos tienen oficina o trabajan desde casa! Para un ambiente de trabajo, están indicadas las esencias con aromas cítricos, como naranja y limón, que ayudan en la concentración y en la reducción del estrés.

También te puede interesar
  • Descubra la aromaterapia: ¿cómo puede ayudarle el olfato?
  • Maravíllate con los beneficios del aceite esencial de bergamota
  • Entender para qué se utiliza cada aroma en aromaterapia

¡Listo! Ya lo sabes todo sobre los difusores de aromas, ¡y ahora seguro que te resultará más fácil elegir cuál es la mejor opción para tu entorno! Si quieres, compártelo con tus amigos y anímales las ganas de condimentar la casa para relajarse y sentir buenas sensaciones provenientes de esencias específicas!